Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rambla elude explicar la subida del 23% de los gastos de funcionamiento de la Generalitat en el presupuesto

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Vicente Rambla, eludió ayer explicar en las Cortes por qué el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para el año 2002 consigna un incremento del 23% de los gastos de funcionamiento en el conjunto de la Administración valenciana. Rambla cerró la ronda de comparecencias ante la comisión de Economía de las Cortes, donde los miembros del Consell han explicado desde el lunes las cuentas de sus respectivos departamentos.

Cristina Moreno, portavoz de Economía del Grupo Socialista-Progressistes, quien dirigió una batería de preguntas al consejero -muchas de las cuales quedaron sin respuesta- instó a Rambla a explicar 'a qué acuerdos de contención de gasto público suscritos con el Estado se refiere el articulado del proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat' y le pidió que justificara el aumento del 23% de los gastos de funcionamiento. En su respuesta, Rambla dijo que el crecimiento es del 7,44%, porcentaje que, de acuerdo con el proyecto presupuestario presentado por el Consell, corresponde al incremento de las operaciones corrientes, que engloban los gastos de personal, la compra de bienes y servicios, los gastos financieros y las transferencias y subvenciones.

Rambla, que en su primera intervención se refirió de forma exclusiva al presupuesto de su consejería -con sólo una breve referencia al de Presidencia de la Generalitat, que a pesar de crecer de forma considerable ningún miembro del Consell ha explicado ante las Cortes-, se vio obligado por los portavoces de la oposición a entrar en el debate global del proyecto presupuestario. Tras insistir en que se trata de los presupuestos 'más sociales de la historia', el consejero rechazó que sean 'irreales', un 'fraude' y un 'paripé', como sostuvieron los portavoces de la oposición.

El diputado de Esquerra Unida Joan Antoni Oltra dijo que el Consell 'favorece proyectos de cartón piedra' en lugar de hacer frente a las necesidades de los ciudadanos, en referencia a las importantes cantidades que se destinan a proyectos de ocio como Terra Mítica o la Ciudad de las Ciencias, y puso de relieve que estos complejos lúdicos reciben mucho más dinero que consejerías como la de Medio Ambiente y la de Justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001