Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil rompe su promesa y autoriza una obra junto al hotel Don Pepe

El Partido Andalucista (PA) alertó ayer del inicio de las obras de dos bloques de ocho alturas junto al emblemático hotel Meliá Don Pepe, en dos parcelas destinadas por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a pueblo mediterráneo. Un portavoz de la promotora aseguró que los trabajos cuentan con licencia municipal concedida por el equipo de gobierno, pese a que en julio el propio alcalde, Jesús Gil, se comprometió con el delegado de la Consejería de Obras Públicas en la provincia de Málaga, Enrique Salvo Tierra, a no autorizar la edificación de torres en estos terrenos, conocidos como Guadalpín Sur.

El proyecto provocó ya entonces las críticas del PSOE, que presentó una denuncia ante la Junta de Andalucía contra el gobierno municipal del GIL, por 'infracción urbanística muy grave'. Sin embargo, de poco parecen haber servido las protestas de los responsables políticos y de la dirección y trabajadores del hotel, que consideran que las obras supondrán un grave perjuicio tanto para el establecimiento como para la imagen turística de la Costa del Sol.

La delegada provincial de la Consejería de Turismo y Deportes, la andalucista María José Lanzat, anunció ayer que pedirá a un inspector de su departamento que realice un 'informe exhaustivo' sobre el impacto que la construcción de 'dos moles de cemento' tendrá en el sector turístico. Lanzat, que abogó por un desarrollo sostenible acorde con el Medio Ambiente, se reunirá con responsables de Urbanismo en Málaga para instar a Gil que reconsidere su postura.

El secretario general del PP en Marbella, Manuel Cardeña, exigió también a la Junta de Andalucía que ejerza sus competencias sancionadoras en materia de urbanismo, y evite lo que calificó de 'otra barbaridad urbanística'. Cardeña pidió a Gil y Gil que retire la licencia e impida un nuevo atentado contra el planeamiento, y señaló que en caso contrario su partido estudiará llevar a cabo medidas administrativas o legales, de acuerdo con la dirección del hotel para paralizar las obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001