Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consistorio de Algeciras pide que el subdelegado de la Junta cese

El pleno del Ayuntamiento de Algeciras acordó ayer pedir el cese inmediato del subdelegado de la Junta en el Campo de Gibraltar, Rafael España, con los votos favorables de PA y PP, partidos que sustentan al gobierno municipal y que presentaron la moción, la abstención de IU y la ausencia de los concejales del PSOE.

La moción fue registrada después de que España acusara públicamente al edil y presidente comarcal del PP, Luis Angel Fernández, de presunta prevaricación al levantar desde su condición de concejal de Hacienda el embargo de una deuda al parlamentario andaluz, y presidente local del PP, Jorge Ramos.

Con anterioridad, Fernández denunció, también públicamente, el supuesto fraccionamiento ilegal en el pago del recibo de la basura, del que presuntamente se estaba beneficiando el concejal del PSOE Javier Pérez Pelayo.Luis Ángel Fernández se querelló contra el subdelegado por calumnias, con el argumento de que las competencias en la recaudación de impuestos no recaen en el Ayuntamiento, sino en la Diputación de Cádiz, por lo que el concejal de Hacienda 'no puede haber levantado ningún embargo'.

Durante la votación, el concejal del PP Eulogio Rodríguez dijo que la moción 'no va contra nadie', sino que pretende 'defender' a los concejales de acusaciones que no puedan demostrarse.IU, por su parte, justificó su abstención en la 'intrascendencia' del asunto para la ciudadanía, por los que carece de interés para debatirse en un pleno. El concejal de esta formación Andrés del Río permaneció en la sala, pero no votó.

Estrategia

El subdelegado de la Junta señala en una nota, remitida ayer, que los 'ataques' del PP contra él son un paso más en la 'torticera' estrategia intimidatoria que Teófila Martínez, en la provincia de Cádiz, y Javier Arenas, en Andalucía, han puesto en marcha para intentar acallar las voces del PSOE'.

Agrega que el PP 'pretende alzar una cortina de humo para que se distraiga la atención sobre casos inconfesables que demuestran que el discurso de regeneración democrática es un brindis al sol'. 'Ellos saben', prosigue, 'que ante la opinión pública, ciertos escándalos no van a ser perdonados', entre los que cita al caso Gescartera y la ruptura de los pactos anti-GIL en varios municipios.

Los concejales del PSOE decidieron abandonar la sala durante el debate y votación, al considerar que trataba de una 'maniobra propagandística e impresentable del PP', en palabras de su portavoz, Isabel Beneroso.

El alcalde algecireño, Patricio González manifestó al respecto que el abandono de la sala por parte del grupo socialista es un ejemplo de 'traición a su compañero, al que no han defendido ya que al ausentarse del pleno, el voto socialista para a ser de abstención'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001