Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coves pide más inversión del Polo Químico onubense en medio ambiente

La consejera de Medio Ambiente, la socialista Fuensanta Coves, anunció ayer que el denominado Plan de Calidad Ambiental de la Ría de Huelva y su Entorno, en el que trabaja la Junta de Andalucía, obliga a las 15 fábricas que integran el Polo Químico onubense a incrementar, a corto plazo, las inversiones medioambientales para adecuarse al marco legislativo de la UE en 2005.

Esta medida, 'que afectaría a los procesos de producción de las industrias', dijo Coves, se justifica ante la próxima entrada en vigor de la nueva normativa comunitaria, que rebaja notablemente los límites de emisión de gases de las industrias a la atmósfera.

La consejera subrayó que 'a pesar de que las fábricas onubenses cumplen en la actualidad la normativa sobre protección medioambiental, es decir, se ajustan a los valores legales de emisión de gases, dejarán de hacerlo si no modifican determinados parámetros a través de inversiones en sus líneas de producción. El aviso sobre la necesidad de aumentar las inversiones fue acogido, según dijo, 'de buen grado' por los responsables de las industrias'.

La consejera, que presidió ayer en la capital una reunión para informar sobre determinados aspectos del Plan de Calidad, en relación con auditorías llevadas a cabo en diversas fábricas, anunció también que la Junta de Andalucía tiene la intención de aumentar el número de cabinas medidoras de la contaminación atmosférica en aquellos municipios afectados por el Polo. 'Algunas cabinas se mantendrán y otras se trasladarán de sitio, ya que en algunos polígonos industriales, situados en términos municipales afectados por la industria química, resulta imprescindible un mayor control', explicó la consejera de Medio Ambiente. Esta actuación responde a una de las recomendaciones realizadas por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el estudio que lleva a cabo sobre la contaminación en la ría de Huelva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 2001