Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFERENCIA EN MADRID

Los países del Este admiten que deben profundizar en la democracia

Los presidentes de Rumania y Hungría abogan por la integración en la UE

El presidente de Rumania, Ion Iliescu; el de Hungría, Ferenc Madl; y el de Croacia, Stjepan Mesic, sostuvieron ayer en Madrid, en la sesión plenaria de la Conferencia sobre Transición y Consolidación Democráticas, la necesidad de que los países de Europa central y del sureste, que vivieron sometidos a la dictadura comunista, avancen por la vía de la profundización en la democracia. El rumano Iliescu y el húngaro Madl mencionaron en su intervención de forma expresa la necesidad de integración en Europa, mientras que el croata Mesic se refirió a la necesidad de ayuda sin especificar si se refería a una ayuda europea.

Iliescu afirmó que Rumania mantiene su proyecto de integración europea y euroatlántica: 'Estamos decididos a asumir los costes de la integración europea, porque el futuro de Rumania no puede darse fuera de estas dos estructuras'. Para el presidente rumano, 'las actuales amenazas exigen otro tipo de respuestas, basadas en la solidaridad de los países responsables. Los ataques exigen represalias rápidas y eficaces. Fiel a sus compromisos, Rumania actuó como miembro de hecho de la OTAN y ofreció su espacio aéreo y terrestre junto con otras instalaciones. La democracia tiene que defenderse sin renunciar a sus principios'.

Fanatismo y violencia

Advirtió Iliescu de la necesidad de atender a las fuentes de las frustraciones que fomentan el fanatismo y la violencia y destacó que el 20% de la población mundial absorbe el 80% de los recursos. Según Iliescu, Europa debe ofrecer un modelo en que las libertades y la democracia sean vectores para el progreso y el bienestar: 'La ampliación UE y OTAN es más que una necesidad, se trata de una obligación histórica. Juntos podremos abrir una nueva página de la historia europea hacia un futuro común'.

Para el húngaro Madl, la democracia y el Estado de derecho 'son patrones oro, exigidos a los países que se quieran integran en la UE'. Se refirió después a las restricciones en situaciones de emergencia: 'Los altos valores y principios morales que consagran nuestras instituciones, en especial los derechos humanos, forman una de las partes más valiosas de nuestra civilización y por eso tenemos que defender nuestros valores. Todo retroceso en esta área significaría una victoria de los terroristas, que tratan de minar nuestra civilización'.

El croata Mesic fue el último presidente de Yugoslavia antes de la desintegración y las guerras. Según Mesic, 'los países en transición dependen muchísimo de las democracias desarrolladas, que nos pueden ayudar en un periodo tan clave de nuestro desarrollo'.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, ofreció durante las entrevistas que mantuvo ayer con todos los líderes del Este presentes en Madrid su apoyo para que las negociaciones de adhesión a la UE progresen bajo la presidencia española, en enero de 2002. Aznar también se entrevistó anoche en La Moncloa con el ex presidente de EE UU Bill Clinton.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 2001