El nuevo defensor del Menor asume las críticas sobre el reformatorio El Pinar

Pedro Núñez Morgades tomó posesión de su cargo en sustitución de Javier Urra

El nuevo defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades, reconoció ayer, tras jurar su cargo, que casos como los del reformatorio El Pinar -que vive una creciente ola de conflictividad en las últimas semanas- 'crean alarma social', y que la institución de la que ahora es titular había solicitado un informe sobre su funcionamiento. 'Parece evidente', dijo, 'que hay deficiencias, y una vez que las conozcamos en profundidad tomaremos las medidas oportunas'. Núñez Morgades anunció que su antecesor, Javier Urra, se integrará en el consejo asesor técnico, sin ninguna retribución.

Más información
Actuaciones polémic as

Núñez Morgades, que se comprometió a ejercer su función con 'ilusión' e 'independencia', estuvo arropado en su toma de posesión en la Asamblea por el ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada; el defensor del Pueblo, Enrique Múgica; el delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui; el consejero de Presidencia, Manuel Cobo; los portavoces del PP, PSOE e IU, Miguel Ángel Villanueva, Pedro Sabando y Ángel Pérez, respectivamente, y los secretarios generales de UGT, José Ricardo Martínez, y de CC OO de Madrid, Javier López.

Tras ofrecer diálogo a todos los colectivos, el defensor avaló 'las críticas que la institución [que preside] ha venido realizando en torno a los incidentes registrados en El Pinar', el único de los cuatro reformatorios de la región gestionado por una entidad privada, la asociación Cicerón. Desde su apertura, el pasado 13 de enero con la entrada en vigor de la nueva Ley Penal del Menor, se han producido ya en El Pinar cuatro motines, cinco fugas y otros tantos intentos, informa Begoña Aguirre.

Javier Urra, antecesor en el cargo de Núñez Morgades, siempre ha criticado la gestión privada de este reformatorio. La semana pasada, tras la marcha de Urra, la defensora del Menor en funciones, Carmen González, manifestó que 'la reiteración de incidentes en este centro hace creer que la experiencia no funciona', y pidió a la Comunidad que tome medidas.

También la adjunta al Defensor del Pueblo, María Luisa Cava del Llano, afirmó hace siete días: 'El Pinar no es el centro adecuado para chicos que a menudo tienen conductas muy conflictivas y que en algunos casos han pasado ya por la cárcel'. Cava del Llano criticó la 'falta de espacio que impide impartir los programas formativos y educativos' y también la 'inestabilidad laboral de los educadores'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Desarrollar el reglamentoLa consejera de Servicios Sociales, Pilar Martínez, de quien depende este centro, atribuye su conflictividad a que a él fueron trasladados, tras la entrada en vigor de la nueva ley, 'chavales con experiencia carcelaria'. Para resolver la situación creada ha impuesto un director propio al reformatorio. Pero Martínez cree necesario, además, desarrollar el reglamento de la ley 'porque sin él los educadores carecen de herramientas legales para aplicar el principio de autoridad'. También se propone construir un reformatorio 'de seguridad' para los jóvenes más conflictivos.

Núñez Morgades mostró su preocupación por el desarrollo de la Ley Penal del Menor: 'La conflictividad que se genera en los centros vuelve a abrir en la sociedad la duda sobre los beneficios de la ley', dijo. Su objetivo, añadió, es 'motivar a la sociedad a un debate permanente sobre los menores y a colaborar con todas las instituciones'. La 'recuperación de los menores que delinquen' será uno de los temas centrales de su tarea.

Núñez Morgades (Madrid, 1949) llega al cargo tras una extensa vida política en la que se ha ganado fama de negociador y dialogante, en particular durante su etapa al frente de la Delegación del Gobierno en Madrid entre 1996 y 2000. Licenciado en Derecho, era hasta ahora director general de Organización Administrativa del Ministerio de Administraciones Públicas, cargo al que se incorporó en mayo de 2000, tras dejar la Delegación del Gobierno en Madrid. Núñez Morgades fue diputado constituyente de la Asamblea, vicepresidente primero de esta Cámara entre 1991 y 1995 y diputado en sus cuatro primeras legislaturas.

Militó en UCD, donde desempeñó diversos puestos, entre ellos el de gobernador civil de Huelva entre 1981 y 1982, siendo el gobernador más joven de España. En septiembre de 1982 ingresó en la entonces Alianza Popular, luego Partido Popular, en el que ha pedido la baja para poder ejercer como defensor del Menor, dado que la ley establece que no puede militar en ningún partido.

Núñez Morgades (en el centro) y su antecesor, Javier Urra, se abrazan ante la mirada de Jesús Posada.
Núñez Morgades (en el centro) y su antecesor, Javier Urra, se abrazan ante la mirada de Jesús Posada.RICARDO GUTIÉRREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS