Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad privatizada Aldeasa trabaja desde 1997 con la empresa de viajes de la familia Rato

Ibermar recibió 1,5 millones en ayudas públicas

Aldeasa, sociedad pública hasta septiembre de 1997, cuando fue privatizada por el Ministerio de Economía, dirigido por Rodrigo Rato, trabaja desde ese año con Viajes Ibermar, empresa de la que es accionista el propio Rato, quien nombró en julio de 1996 al que aún es hoy presidente de Aldeasa, José Fernández Olano. Viajes Ibermar no sólo se ocupa de los viajes del personal de Aldeasa sino que dispone de una oficina en la sede de la sociedad privatizada, y se encarga del '60% al 70% de sus viajes', según un portavoz de esta empresa. Ibermar recibió 1,5 millones de subvención del Ministerio de Economía en 1997.

Con anterioridad a 1997, Aldeasa, firma dedicada a la venta de artículos en aeropuertos españoles y extranjeros, operaba con Viajes Barceló. La sociedad de la familia Rato tiene ahora un papel preeminente en la contratación de los viajes del personal de Aldeasa.

En la Aldeasa privatizada participa la administración pública a través de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) con algo más de un 5% de las acciones, según la información de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El mayor porcentaje de Aldeasa lo tiene Altadis (30% de participaciones), resultado de la fusión de la firma francesa Seita y otra empresa pública española privatizada, Tabacalera, entonces presidida por César Alierta, hoy presidente de Telefónica. Antes de que la compañía de tabaco fuera privatizada, el Gobierno le facilitó la compra del 20% de Aldeasa.

Portavoces de Aldeasa explican así las razones de la contratación de Viajes Ibermar: 'Hasta 1997 trabajabámos con otra agencia, pero no estábamos contentos con ella. Entonces, Viajes Ibermar nos hizo una buena oferta y la aceptamos'. La buena oferta consistió en que ofrecían abrir una oficina en la propia sede de Aldeasa, según un portavoz de la sociedad. Otras dos agencias (Ibercolor y Antillas) también gestionan viajes de Aldeasa pero no disponen de oficina en su sede. El portavoz admitió que Viajes Ibermar, que tiene hoy como apoderado a Santiago Cobo Cobo, marido de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, no fue contratada por concurso, sino tras considerar la oferta realizada por esta empresa.

Viajes Ibermar también cerró en 1996 un acuerdo para realizar ventas en una de las grandes superficies comerciales: Alcampo. Este año, Alcampo constituyó una sociedad con viajes Ibermar para desarrollar un portal de viajes en Internet para lanzar Viaplus viajes.

Su línea económica ha sido descendente hasta el último balance conocido, de 1998. En 1996 ganó tres millones; y de ahí cayó a 107 millones de pérdidas en 1997 que, pese al contrato con Aldeasa, se elevaron a 120 millones en 1998.

Compra de MuinmoLas deudas de la empresa doblaban sus recursos propios. En 1999, Muinmo, la empresa de la familia Rato que gestiona siete emisoras de radio en toda España, compró 263.000 acciones de Viajes Ibermar por casi 400 millones de pesetas, lo que la convertía en accionista mayoritario con el 51% de las participaciones. El año de la compra no pudo desembolsar el importe de las 263.000 acciones. Un año después, Muinmo consiguió un préstamo de 525 millones del HSBC, el banco que más ha trabajado con la agencia de valores Gescartera.

Ibermar consiguió en diciembre de 1997 una subvención de 1,5 millones de pesetas de la Secretaría de Estado de Comercio y Turismo, dependiente del Ministerio de Economía, como incentivo por comprar una agencia de turismo en Portugal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2001