Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi considera 'fundamental' la cesión de suelo a la Escuela Europea

La Escuela Europea de Alicante será una realidad el próximo curso escolar. Este centro de élite, diseñado para los hijos de los eurofuncionarios de la OAMI, (Oficina de Armonización del Mercado Interior) ofrecerá enseñanza multilingüe en francés, italiano, alemán, inglés y español. Pese a la polémica que ha levantado esta semana, el Ayuntamiento de Alicante aprobará el próximo martes la cesión gratuita de una parcela de 30.000 metros cuadrados en la zona del campo de golf en la Playa de San Juan, valorada por los técnicos del área de urbanismo en 382 millones de pesetas, al estar incluida en denominado PAU 4 de Alicante. El equipo del alcalde Luis Díaz Alperi considera 'fundamental' este trámite.

Las obras está previsto que comiencen en noviembre, para lograr que en septiembre de 2002 se incorporen 800 alumnos (200 en infantil y 600 en primaria), y al curso siguiente comenzarían 840 alumnos de secundaria. La inversión prevista supera los 2.000 millones de pesetas, que aportará el Ministerio de Educación y la Generalitat Valenciana. Cada país pagará a los docentes que impartan las asignaturas en su lengua y se encargará de seguir los programas didácticos.

A este centro de élite podrán acceder, mayoritariamente, los hijos de los eurofuncionarios de OAMI, y sólo se reserva un 18% de la matricula para alumnos alicantinos. La polémica surgió esta semana cuando el edil de Educación y Cultura en el Ayuntamiento de Alicante, Pedro Romero, del PP, tuvo un 'desliz' y anunció que la matrícula para los estudiantes alicantinos que deseen cursar estudios europeos superaría el millón de pesetas. Al día siguiente rectificó y rebajó esta cifra, situando la matrícula en 250.000 pesetas para los alumnos de primaria y 350.000 para los de secundaria.

Agravio comparativo

El proyecto de la Escuela Europea en Alicante nace íntimamente relacionado con la instalación de la Oficina de Armonización del Mercado Interior, ya que uno de los compromisos adquiridos por el Gobierno socialista, de la época, para su instalación en Alicante era la puesta en marcha de este centro, que garantizara una educación de calidad y en condiciones para los hijos de los funcionarios comunitarios.

Sin embargo, oposición, sindicatos y padres lamentan que el PP no ponga el mismo 'entusiasmo' para la cesión de solares y la construcción de centros escolares públicos. La Plataforma en defensa de Escuela Pública reitera que hace seis años que están luchando para conseguir que en Alicante se aplique en condiciones la reforma educativa (LOGSE), y la falta de construcciones provoca que el 40% de los alumnos de secundaria continúen en centros de primaria.

En este sentido, la concejal en el Ayuntamiento de Alicante, la socialista Carmen Sánchez Brufal, denuncia el 'agravio comparativo' que el PP está causando entre los proyectos centros públicos que están pendientes y las 'facilidades' que se están dando con este centro de élite.

'Todo son escusas, argumentan problemas burocráticos para la cesión de suelo en los centros públicos, y aquí en unos pocos meses se consigue la cesión de 30.000 metros cuadrados sin problemas', explica la edil que califica de 'tomadura de pelo' la actuación del PP, ya que no se ha dado información alguna sobre el proyecto y no se ha contado con la oposicion para conocer la dinámica de funcionamiento del centro. 'Es una bofetada al movimiento en defensa en la escuela pública', concluyó Sánchez Brufal. Sin embargo, el equipo de gobierno considera 'fundamental' esta iniciativa, recuerda que el precio de la matrícula lo fija el Consejo de Escuelas Europeas y recrimina la actitud de los socialistas. 'No son serias las reticencias de los socialistas, ya que fue un proyecto que impulsaron ellos cuando gobernaban, el problema es que en el PSOE hay tantas facciones que no saben lo que dicen', dijo el edil de Educación Pedro Romero, del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2001