Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Santana anulan el paro ante la posibilidad de acuerdo

Más de 1.000 empleados respaldan la estrategia del comité

La puesta en marcha del Plan de Acción de Santana Motor diseñado por el Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), empresa pública que cuenta con el 99% del capital de la factoría automovilística linarense, parece cada día más cercana, después de que la asamblea de trabajadores respaldara ayer los acuerdos cerrados el día anterior entre el comité de empresa y la Junta. El paro laboral previsto para mañana quedó desconvocado para intentar cerrar definitivamente el acuerdo.

Los sindicatos interpretan este gesto como una invitación de la plantilla a rematar las negociaciones la próxima semana. Más de 1.000 trabajadores -casi la totalidad de la plantilla de Santana- participaron ayer en una multitudinaria asamblea en el pabellón de deportes de Linares (Jaén), celebrada en un ambiente de 'tensión y nerviosismo' por la delicada situación de la fábrica, según admitió el secretario del comité de empresa, Francisco Ballesteros.

Sobre Santana planea el expediente de extinción de 451 contratos presentado por la dirección y que debe ser resuelto antes del próximo 9 de noviembre, como consecuencia del plan de reestructuración acordado entre dirección y sindicatos, según el cual Santana pasará de 1.651 empleados a 631. A través del plan, 612 trabajadores se acogen a prejubilaciones y bajas incentivadas, mientras que 397 son empleados que deben recolocarse en las nueve áreas de negocio privatizadas por Santana para garantizar la viabilidad de la única factoría automovilística de Andalucía.

La maratoniana reunión celebrada el viernes en Sevilla acabó con acuerdos importantes en el 'núcleo duro' de la negociación, como calificó un alto cargo de la Consejería de Empleo a las garantías laborales y salariales que los trabajadores exigen para quienes se integren en el sector privado.

La posibilidad de que los trabajadores que salen de la empresa puedan seguir acogiéndose durante el año 2002 a bajas incentivadas o a la cobertura que la Junta dará a los que se vean afectados por regulaciones de empleo o prejubilaciones son algunos de los últimos avances, unidos a otros ya alcanzados con anterioridad como la indemnización, con cantidades entre los 2,5 y los 7,5 millones de pesetas, para igualar las condiciones salariales, o el compromiso de que no habrá movilidad geográfica.

'La asamblea nos ha respaldado y nos ha pedido que continuemos el diálogo para conseguir la igualdad de todos los trabajadores', resumía ayer Ballesteros. De momento, ha quedado desconvocado el paro de ocho horas en cada turno de trabajo previsto para mañana, día en que la dirección y los sindicatos volverán a reunirse en Sevilla para zanjar los flecos aún pendientes. Al comité le preocupa principalmente la redacción jurídica de los acuerdos.

En función del resultado de las negociaciones la próxima semana, los sindicatos decidirán si suspenden definitivamente las movilizaciones o, por el contrario, retoman las acciones de protesta anunciadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2001