Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall: 'Cataluña no nos perdonaría no haber dicho ¡basta! en 20 años''

Montilla espera que Carod no apoye a Pujol

Pasqual Maragall justificó ayer la moción de censura que ha presentado contra el Gobierno de Jordi Pujol como un acto de responsabilidad en su condición de líder de la oposición. 'No mereceríamos perdón si en 20 años no se hubiera oído al PSC decir ¡basta! en voz alta', dijo. Pero, en particular, Maragall destacó que CiU se merece la censura por su intento 'inteligente pero poco digno' de 'capitalizar y patrimonializar' el catalanismo en exclusiva.

Los socialistas han creído que el inicio de las operaciones bélicas en Asia central no son motivo suficiente para retrasar el debate de la moción de censura, aunque son conscientes de que le restará relieve, porque en las próximas semanas la opinión pública estará muy pendiente de Afganistán. La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament decidieron ayer que el debate de la moción de censura se realice los días 17 y 18. Los dirigentes del PSC hacen votos para que el debate no coincida con algún momento de especial tensión militar.

Maragall escogió un auditorio tan cualificado como una reunión de los eurodiputados, senadores, diputados a Cortes y autonómicos del PSC para explicar las razones profundas de la moción de censura. Acompañado por Isidre Molas, Narcís Serra, Joaquim Nadal, Raimon Obiols y Maria Badia, el presidente del PSC se remitió al momento en que hace ya 20 años, a propósito de la LOAPA, los socialistas fueron insultados en Barcelona, con palabras como 'botiflers' y 'traidores' a Cataluña. Aquella situación fue fruto, dijo, de la decisión 'inteligente pero poco digna' tomada por Convergència para 'monopolizar y patrimonializar el catalanismo en un sólo partido'.

Pero ahora el PSC está a punto de 'romper aquel maleficio', aseguró Maragall. Porque CiU han agotado su proyecto, porque ha decidido echar por la borda su propia trayectoria y se ha asociado a la derecha española más centralista. Es de un 'cinismo infinito', afirmó Maragall, 'que CiU diga que es lo mismo el federalismo de Rodríguez Zapatero que el centralismo cerrado de Aznar'.

La deriva del nacionalismo catalán le está llevando ahora a cerrarse las puertas a una futura alianza con la izquierda española, como había sido históricamente la tradición del catalanismo progresista. Eso preocupa al PSC. Y Maragall lo expresó ayer claramente. Porque la salida a la actual situación política española es, a su juicio, 'la alianza del centro con la izquierda autonomista'. Es decir, la alianza PSOE-CiU, entre otras fuerzas.

'Carod no es Barrera'

Más allá de la crítica a la gestión de CiU que el primer secretario del PSC, José Montilla, hizo en una intervención previa, Maragall basó la moción de censura a Pujol en esa doble recriminación: por la alianza con el centralismo españolista, por una parte, y por el 'poco digno' intento de monopolio del catalanismo. Ante eso, dijo, 'no quiero que nunca pueda decirse: ustedes no lo intentaron'.

Montilla se refirió también, en esa reunión, a las expectativas concretas de la moción. Auguró que Maragall será 'objetivo prioritario y conjunto de PP y CiU. Mostró su convicción de que el PP 'está dispuesto a dar gratis su apoyo a Pujol' cuando la alternativa es Maragall.

Por eso lanzó una advertencia a ERC para que no se convierta 'en el salvavidas de una CiU agonizante' con ofertas como la que ha hecho para un pacto hasta el final de la legislatura. 'ERC no es el instrumento para consolidar un cambio de liderazgo en CiU y no puede estar a las órdenes de Artur Mas', explicó el primer secretario socialista. Remató así su advertencia: 'Estamos convencidos de que Carod Rovira no es Barrera ni Hortalà'. Heribert Barrera era el líder de ERC que en 1980 apoyó la investidura de Pujol, pese a que en el Parlament había una mayoría de diputados de PSC, PSUC y ERC. Y Joan Hortalà fue secretario general de ERC antes de ingresar en Convergència.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de octubre de 2001