OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Aparcamientos y comisiones

Cada vez que dos (o más) partidos, tras unas elecciones sin mayorías absolutas, se quieren coaligar para formar gobierno se genera la misma pelea: ver quién se queda con los organismos que gestionan el urbanismo y las mayores inversiones en obra pública. ¿Por qué será?

En Sevilla, esa pelea, hace años que ni se da, porque siempre ha estado claro que, fuera cual fuera el más votado tras cada elección municipal, si no lo era por mayoría absoluta, el nuevo delegado de Urbanismo sería un concejal de nuestro particular partido bisagra local.

Conocidos míos, que saben bien de lo que hablan, dicen que los casos que llegan a los juzgados por descubrirse el pago de comisiones ilegales a cargos públicos para la adjudicación de obras, son realmente pocos. Ya que afirman que dichos pagos están casi 'institucionalizados', y que muchos constructores, proveedores, etc., lo tienen ya como uno más de sus gastos de gestión. Pero de los casos que sí hemos podido saber algo se deduce que estas comisiones oscilan entre el 5% y el 10% del presupuesto total de la obra en cuestión. Más cerca del 5% para las grandes y más cerca del 10% para las de andar por casa.

Ya se podrán imaginar ustedes qué se me viene a la mente cada vez que pienso en una determinada remodelación urbanística que se está ejecutando en una señalada plaza del centro de nuestra ciudad, cuyo presupuesto ronda los 1.000 millones de pesetas gracias al nuevo aparcamiento que ésta prevé, y que se está haciendo en contra no ya sólo de un amplio rechazo social sino, también, de la opinión de los expertos y de los informes y planes de la Junta de Andalucía y hasta del propio Ayuntamiento, que abogan por no meter más infraestructuras de este tipo en nuestro centro histórico, por el incremento de tráfico que siempre provocan. ¿Por qué ese empeño entonces?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS