Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Cádiz remodela su equipo de gobierno con cambios en 11 de las 17 concejalías

Martínez refuerza a Moreno cuando más arrecian las críticas por sus altas retribuciones

La alcaldesa de Cádiz y presidenta del PP andaluz, Teófila Martínez, confirmó ayer numerosos cambios en el gobierno local. Se trata de una remodelación sin precedentes en sus seis años como alcaldesa, ya que Martínez moverá a la mayoría de los concejales de sus actuales delegaciones y modificará 11 de las 17 concejalías. La alcaldesa refuerza, además, a su mano derecha Jorge Moreno, quien será el máximo responsable de la coordinación del equipo de gobierno, pese a las críticas que viene recibiendo de la oposición por sus altas retribuciones al desempeñar varios cargos.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Cádiz confirma que, a partir del 1 de octubre, Teófila Martínez efectuará cambios que responden, dice la nota, a 'la conveniencia, en el ecuador del mandato y una vez cumplidos varios de los objetivos propuestos al inicio del mismo, de afrontar otros proyectos pendientes, aprovechando la experiencia de los seis años de gobierno'.

Los cambios que sugieren una mayor lectura política son los relativos a Jorge Moreno y Enrique García Agulló. Al primero, que es su hombre de confianza, le respalda en su peor momento político, cuando más críticas le llueven por sus ingresos, que pueden alcanzar un máximo de 13.219.488 pesetas. Moreno deja la concejalía de Presidencia, pero se encargará de coordinar en la trastienda la acción de todo el equipo de gobierno al controlar la nueva delegación de Coordinación de Acción Municipal. De Presidencia pasa a encargarse Enrique García Agulló, que se mantiene como primer teniente alcalde de Relaciones Institucionales y portavoz popular. Este edil representará al Ayuntamiento de Cádiz en las ausencias de Martínez.

El resto de los cambios obedecen a una reestructuración de la gestión municipal para mejorar las dos concejalías que, en los últimos meses, más problemas han generado al equipo de gobierno. Se trata de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente, que se han visto salpicadas, respectivamente, por las permanentes críticas sindicales ante la 'insuficiente' plantilla de agentes de la policía local, y por la creciente suciedad en las calles.

El teniente de alcalde Francisco Carnota deja Medio Ambiente y pasa a Seguridad Ciudadana, en la que se encargará de coordinar a la Policía Local, Tráfico y Protección Civil. La alcaldesa premia la labor callada y efectiva -reconocida incluso por la oposición- de Francisco Vivas, al mantenerlo al frente de la delegación de Infraestructuras y Cementerio y liberarle de Vías y Obras, otorgándole plenas competencias sobre Medio Ambiente.

Descarga de Fernández

Ignacio Romaní, concejal de Servicios Sociales, se hace cargo de la complicada delegación de Personal, que hasta ahora dependía del segundo teniente de alcalde, José Blas Fernández, muy atareado por su condición de portavoz segundo del equipo de gobierno, las responsabilidades de Hacienda, Patrimonio y Régimen Interior, el control de algunas empresas municipales, y sus labores de senador.

Romaní es el único concejal que no comenzó formando parte de la corporación municipal desde el inicio del mandato actual. A los pocos meses de las elecciones, sustituyó a Francisco Villarreal, quien presentó su dimisión al verse salpicado por el caso Afanas.

Jesús de Sobrino es uno de los damnificados de esta remodelación. Mantiene las concejalías de Playas y Comunicación, pero pierde la delegación de Deportes, de la que se ocupará el concejal de Juventud, Vicente Sánchez.

La salida de De Sobrino se produce después de las reiteradas críticas que ha recibido por parte de un grupo de destacados deportistas gaditanos que ha denunciado la 'escasa' apuesta y apoyo del PP a sus carreras deportivas. A cambio, De Sobrino tendrá que lidiar con la delegación de Mantenimiento y Equipamiento Urbano (Vías y Obras, y Alumbrado Público).

Ana Peral pierde Parques y Jardines, que asume Rosario Soto, quien mantiene Comercio pero abandona Participación y Atención Ciudadana. Peral desempeñará estas responsabilidades. Por último, el fichaje estrella de Martínez en las pasadas elecciones, Fernando Sicre, se mantiene como teniente de alcalde de Fomento y Empleo, y amplia sus competencias con Area Metropolitana.

Sólo seis de los 17 ediles del equipo de gobierno han quedado exentos de los cambios diseñados por la regidora municipal. Maribel Bueso se mantiene como teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda; Antonio Castillo seguirá al frente de la delegación de Cultura, Educación y Universidad; José Antonio Guerrero permanece como concejal de Fiestas y Transportes; Mercedes Colombo como responsable de Igualdad de la Mujer; María Luisa Beares continúa como concejala de Sanidad, Consumo y Mercados;, y Carolina Martínez, como máxima responsable de la delegación de Turismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de septiembre de 2001