Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

BUROCRACIA EXASPERANTE

La lentitud de la burocracia mexicana enloqueció a un francés que amenazó a funcionarios de Ciudad de México con hacer estallar una bomba pegada a su cuerpo si no le atendían. La policía detuvo de inmediato a este ciudadano, que perdió los nervios mientras aguardaba su turno para completar los trámites de la renovación de documentos de su vehículo. Los hechos, según la versión de Internet del diario Reforma, ocurrieron el pasado jueves en un módulo de 'reemplazamiento' (renovación de la matrícula automovilística) en el sur de Ciudad de México. El detenido declaró que perdió los nervios no sólo por la tardanza, sino por la 'indiferencia' de los empleados públicos, y admitió que aprovechó la psicosis creada tras los atentados en Estados Unidos para intentar 'obligarles a trabajar'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 2001