Aznar ofrece a Ibarretxe una nueva negociación sobre traspasos a Euskadi

Rajoy anuncia el envío de una nueva carta a la 'vicelehendakari'

El presidente del Gobierno, José María Aznar, ofrece al lehendakari, Juan José Ibarretxe, una nueva negociación sobre el traspaso de competencias a Euskadi. El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, manifestó a EL PAÍS que el ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, enviará próximamente una nueva carta a la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, en la que le emplazará a reabrir la negociación de los 37 traspasos que el Ejecutivo vasco reclama para completar el Estatuto.

Más información
Zapatero mediará ante el PP en favor del 'lehendakari' si no desborda el Estatuto
50 encapuchados atacan la comisaría de la Ertzaintza en Mondragón
Ibarretxe censura a PP y PSE que critiquen 'a priori' su pacto con IU
El PSE apoyará la comisión de Ibarretxe para el Estatuto si el PNV renuncia a la independencia
El PNV y el PP empiezan el curso con un choque de proyectos políticos

La intensificación de la colaboración de las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Erztzaintza en la lucha contra ETA y la kale borroka y el resultado de los éxitos policiales del verano han sustituido el lenguaje de la confrontación por el del diálogo entre los Gobiernos central y vasco y un cambio de actitud en La Moncloa. Así ve la situación política del País Vasco el número dos de Aznar, Mariano Rajoy, que, tras admitir que la actitud del lehendakari Ibarretxe ha mejorado, anuncia la 'voluntad política de lealtad' del Gobierno central con el vasco en dos materias: la recién iniciada negociación para la renovación del Concierto Económico, que Rajoy quiere culminar para noviembre, y el desarrollo completo del Estatuto.

Rajoy anuncia el envío inminente de una nueva misiva del Gobierno central al vasco para reabrir en el 'menor plazo de tiempo posible' la negociación de los 37 traspasos, 'uno a uno', que Ibarretxe reclama para completar el Estatuto, en el marco de las ponencias técnicas bilaterales. Esta segunda carta viene precedida de otra que el ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, asegura que envió al Gobierno vasco el pasado 3 de agosto y que aún no ha encontrado respuesta.

La voluntad del Gobierno central es, según Rajoy, 'agotar todas las posibilidades que ofrece el diálogo sobre el Estatuto de Gernika', con las limitaciones marcadas por la Constitución y el propio Estatuto'. Con ello, el número dos de Aznar reitera su rechazo a constituir una comisión bilateral de alto nivel político -entre los vicepresidentes de ambos Gobiernos- para estudiar todas las potencialidades del Estatuto, incluida la eventual superación de su marco jurídico, reclamada por Ibarretxe el pasado 10 de julio y recordada recientemente por su número dos, Idoia Zenarruzabeitia.

Rajoy cede la responsabilidad directa de la negociación con el Gobierno vasco a su cauce habitual, el Ministerio de Administraciones Públicas, a través de las comisiones sectoriales, aunque el vicepresidente primero seguirá de cerca este diálogo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las conversaciones sobre estas materias estaban paralizadas desde que en septiembre de 1998, el PNV se comprometió con HB en el Pacto de Lizarra y el Gobierno vasco, al poco, pactó un acuerdo de legislatura con la izquierda abertzale. Al inicio de esta legislatura, en junio de 2000, la vicelehendakari envió una carta al Ministerio de Administraciones Públicas para reemprender el diálogo y este ministerio le contestó que la situación política en Euskadi no lo aconsejaba.

En cuanto a las 37 materias pendientes de traspaso que reclama Ibarretxe para completar el Estatuto, tanto el Gobierno central como el vasco coinciden en delimitar que son cuatro las que destacan sobre las demás: la Seguridad Social, el Inem, la Formación Profesional y los Centros Penitenciarios.

Fuentes del Ministerio de Administraciones Públicas apuntan que, si hay voluntad política, es posible lograr acuerdos en asuntos como los traspasos del Inem o de la Formación Profesional.

Mucho más complicada se presenta la negociación en materia de Seguridad Social si el Gobierno vasco no renuncia a asumirla por la metodología del Concierto Económico, esto es, por la vía de que las instituciones vascas recauden la Seguridad Social en Euskadi y, posteriormente, paguen un Cupo al Estado. Rajoy y Posada mantienen que esta fórmula rompe la caja única de la Seguridad Social y afectaría 'al principio de igualdad de los ciudadanos españoles'. No se cierran, sin embargo, a negociar otras fórmulas intermedias.

En cuanto al traspaso de los centros penitenciarios al Gobierno vasco, la clave está en la confianza política. Así, la Generalitat catalana es titular de la competencia. 'En esta y en otras cuestiones, el tema de fondo es que existan una confianza política y una lealtad institucional que han dejado mucho que desear', señalan fuentes del Gobierno central.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS