Firestone accede a pagar 1.373 millones de pesetas a una víctima de un accidente con neumáticos defectuosos

Agencias

El primer juicio por las muertes que provocaron en Estados Unidos los desperfectos de los neumáticos Firestone se ha saldado con un acuerdo entre las partes. Firestone, del grupo japonés Bridgestone, llegó ayer en un tribunal de Tejas (EE UU) a un pacto para indemnizar con 7,5 millones de dólares (1.373 millones de pesetas) a la familia de Marisa Rodríguez, víctima de uno de los 200 accidentes atribuidos a Firestone por una partida defectuosa de neumáticos. Este acuerdo hace innecesaria una sentencia.

Marisa Rodríguez, que en un principio reclamó a Firestone una indemnización de 1.000 millones de dólares (182.000 millones de pesetas), resultó parapléjica después de que uno de los neumáticos de su Ford Explorer estallara en plena carretera en marzo de 2000. Otros 200 accidentes, ocurridos en circunstancias similares, provocaron 200 muertos y 700 heridos.

El acuerdo logrado ayer entre Firestone y Marisa Rodríguez sienta un precedente de responsablilidad del que en un principio la firma norteamericana quiso librarse. Desde que se produjeron los primeros accidentes, todos ellos en vehículos del modelo Ford Explorer equipados con neumáticos de Firestone, Ford y Firestone se acusaron mutuamente del fallo que los provocó.

Tras el acuerdo de ayer, la firma teme ahora que los familiares de las demás víctimas presenten también demandas. El presumible pago de futuras indemnizaciones no es la única consecuencia que Firestone debe afrontar por la remesa de neumáticos defectuosos. Desde que se inició la cadena de accidentes, el fabricante se ha visto obligado a retirar en 12 meses 19,5 millones de neumáticos del mercado estadounidense. La crisis se ha saldado, además, con la dimisión del presidente de la compañía, Masatoshi Ono, y con la ruptura en mayo de su histórica alianza con Ford. Todas estas circunstancias han llevado a los ejecutivos de la empresa a temer por la supervivencia de la marca Firestone.

La crisis de los neumáticos también ha afectado a la firma Ford, que ha visto cómo las ventas de su modelo Explorer caían un 8,9% en julio pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de agosto de 2001.

Lo más visto en...

Top 50