'Un poco de justicia'

Segundo Marey falleció 'con el sentimiento de que no se hizo justicia', según declaró a Europa Press su viuda, Marle Marie Sabasume. El hecho de que José Barrionuevo, Rafael Vera y otros tres ex altos cargos de Interior condenados no se encuentren en prisión produce a la familia un sentimiento de 'impotencia', añadió su viuda, 'aunque la Justicia haya hecho su trabajo'.

Marey, ciudadano francés que nunca tuvo nada que ver con ETA, falleció a consecuencia de una enfermedad respiratoria y otras complicaciones derivadas del deterioro físico y psicológico que le quedaron como secuela del secuestro, según la familia. Hoy será enterrado en Hendaya, una vez finalice el funeral, que se celebrará a las 16.30 en la parroquia de San Vicente, situada cerca del domicilio familiar.

Más información

A la viuda le queda un profundo sentimiento de que la Justicia española 'ha hecho algo mal'. Las últimas declaraciones públicas del fallecido se produjeron el 17 de marzo pasado, tras conocer que el Tribunal Constitucional había ratificado la condena de la cúpula de Interior. En aquella fecha expresó su satisfacción porque se había hecho 'un poco de justicia'. No obstante, el sentimiento de reparación, según su viuda, duró poco para la víctima de la primera acción reivinciada por los GAL. Los condenados por su secuestro salieron de prisión el 30 de mayo, nueve horas después de haber ingresado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de agosto de 2001.

Lo más visto en...

Top 50