La creación de 90.700 empleos en el segundo trimestre es la más baja en ocho años

El paro se reduce en 75.300 personas y la tasa respecto a activos queda por debajo del 13%

La población activa estaba compuesta a finales del segundo trimestre por 16.898.700 personas, de las que 14.706.600 estaban ocupadas y 2.192.100 paradas, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El número de ciudadanos con empleo se ha incrementado en 257.100 en los últimos 12 meses, lo que supone un ritmo de aumento del 1,78%, muy por debajo del registrado hace un año (676.500 personas, el 4,91% en tasa interanual). El sector de la construcción es el que ha experimentado un mayor empuje a lo largo de los últimos 12 meses, ya que la ocupación crece un 7,02% y aporta 110.800 empleos más. Aun así es inferior al dato interanual de hace un año, que supuso la creación de 140.600 puestos de trabajo (9,78%).

Más información

En las empresas de servicios, el incremento de los ocupados es tan sólo del 1,15% y en cifras absolutas supone 103.400 empleos. La industria registra un alza de 52.900 puestos de trabajo (1,84%), y la agricultura sigue destruyendo empleo, en concreto 10.000 (1,01%) en 12 meses.

Las cifras trimestrales reflejan el efecto estacional y en los servicios se produce el tirón de la actividad turística, con un aumento de 102.200 ocupados (1,13%). En la construcción hay un incremento de 54.400 empleos (3,32%). Por contra, en la industria se produce una leve destrucción de puestos de trabajo, con una caída de 300 ocupados (0,01%) y más elevada en la agricultura, con un retroceso de 65.600 empleos (6,26%).

Menos tasa de temporales La población asalariada es la que concentra el mayor aumento de la ocupación, con 77.600 personas en el trimestre y 208.800 en 12 meses. Esos incrementos benefician a los contratos indefinidos, que se elevan en 59.200 y 217.200, respectivamente. Los temporales crecen en 18.400 entre abril y junio, aunque en el conjunto de los últimos 12 meses caen en 8.400. Tras esas evoluciones, el número total de asalariados se sitúa en 11.696.000, de los que 8.013.500 tienen contrato indefinido y 3.682.500 eventual, con lo que la tasa de temporalidad baja al 31,48%, mientras que hace un año suponía el 32,13%. Los trabajadores a tiempo parcial apenas aumentan en 29.800 (el año pasado lo hicieron en 37.100), pese a la reforma impuesta por el Gobierno.

Los nuevos empleos se distribuyen con una diferencia a favor de los hombres, que ocupan 114.500 de los puestos creados en un año, mientras que las mujeres son titulares de 112.600. En cambio, en el pasado trimestre la ocupación femenina solamente se elevó en 3.200 ciudadanas, mientras que la masculina creció en 87.500. Ello hace que las distancias en las respectivas tasas de paro sigan siendo abismales. Hay 1.282.800 desempleadas, con un índice de paro del 18,91%, y la cifra total de hombres parados es de 909.300, con una tasa del 8,99%.

La evolución sectorial del desempleo entre abril y junio supone un descenso de 47.400 personas (5,48%) en los servicios; de 15.800 (7,73%) en la construcción y de 6.600 (2,81%) en la industria. En la agricultura, hay un aumento de 19.000 parados (10,87%), alza que también afecta a quienes buscan su primer empleo (1.900, el 0,44%), aunque no al colectivo que perdió su trabajo hace tres años o más, que se reduce en 26.400 personas (7,17%). Durante los últimos 12 meses, el paro ha crecido en la industria (14.500 personas) y la construcción (9.000). Las reducciones benefician a quienes perdieron su empleo hace más de tres años (82.400 ciudadanos), al colectivo en busca del primer empleo (75.700), a la agricultura (18.600) y a los servicios (300 parados).

Hogares con parados La situación en los hogares ha mejorado pero, al igual que en el resto de datos, menos que hace un año. El número de hogares en los que todos sus componentes están parados es 496.200, con una reducción interanual de 44.400; y los hogares con todos sus miembros ocupados suman 7.526.700, con un alza de 122.800.

Por comunidades autónomas, hay destrucción de empleo en cuatro y la mayor corresponde a Andalucía, con 33.700 empleos menos. El paro aumenta en cuatro comunidades y la mayor alza se da en la Comunidad Valenciana, con 13.400 parados más. Los mejores datos se registran en Madrid, donde durante el pasado trimestre se ha producido una creación de 40.700 empleos y una reducción de 29.000 parados.

El Gobierno reconoce que se sigue trasladando la desaceleración de la economía al empleo, aunque ve elementos favorables. El ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, cree que los datos son 'positivos' y 'tienen mayor valor si tenemos en cuenta las circunstancias internacionales, que han frenado el crecimiento de la economía mundial'.

La oposición y los sindicatos tienen en cuenta los datos de trimestres anteriores, y para UGT, se trata de 'los peores registros de empleo y paro de los últimos años', y además denuncia la evolución negativa de la ocupación femenina. CC OO considera muy desfavorable la desaceleración en la creación de empleo que se está produciendo este año, aunque sí destaca que la mayor parte sean nuevos contratos fijos. El responsable de empleo de Izquierda Unida, Javier Alcázar, considera 'preocupante' esa menor generación de puestos de trabajo, sobre todo por 'las elevadas tasas de paro y precariedad en el empleo, muy lejos de una situación de pleno empleo que el presidente Aznar nos anticipaba a corto plazo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de agosto de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50