Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ONG compra acciones de Zara para tratar de informar sobre las condiciones laborales de la empresa

La ONG Setem ha adquirido 120 acciones de la compañía textil Inditex (titular de marcas como Zara o Massimo Dutti), que valen una 370.00 pesetas, para exigir, 'como accionista', más información y transparencia sobre la responsabilidad social de la empresa, sus deslocalizaciones en el Tercer Mundo y la Europa del Este. 'Así como el recurso a mano de obra de la economía sumergida en España y Portugal', según explicó Antoni Codina, director de Setem.

Esta Organización No Gubernamental coordina desde 1997 la campaña Ropa limpia, por la que ha reclamado información a las cinco principales empresas españolas de la confección: Inditex, Mango, Cortefiel, Burberry's y Adolfo Domínguez. 'Unos han colaborado contestando nuestros cuestionarios o invitándonos a visitar sus instalaciones en Marruecos, como Cortefiel o Burberry's; otros se han mostrado opacos a la hora de informar sobre su producción, como Inditex', afirma Codina.

'Nosotros queremos que el consumidor pueda conocer el nivel de compromiso y de responsabilidad social de cada compañía. No hacemos denuncia alguna contra nadie, sino que ejercemos el derecho del consumidor a conocer en qué condiciones se fabrican los productos que adquiere', añade. 'Inditex es la primera empresa textil de España y la cuarta del mundo, por lo que entendemos que es la que debiera dar un mejor ejemplo'.

Sin embargo, la ONG considera que Inditex, que también fabrica marcas como Pull&Bear, Bershka o Stradivarius, 'es la empresa que menos información da sobre sus procesos de producción. Ni siquiera admite informar sobre los países donde tiene fábricas; ni permite visitarlas', añade Codina, quien espera que la condición de accionistas les permita acceder a esa información.

Setem espera poder estar presente en la próxima junta de accionistas de Inditex y formular en ella preguntas sobre la responsabilidad social, así como hacer un llamamiento a los accionistas sensibles a estos problemas. Setem descarta que la compra de estas acciones tenga carácter especulativo y ha anunciado que los posibles beneficios que genere esta operación se destinarán a financiar investigaciones de la campaña Ropa Limpia. Esta campaña ya promovió el envío de postales a diversas empresas de la confección reclamando información sobre sus deslocalizaciones y condiciones de trabajo en sus centros.

Por su parte, Inditex mantiene que la iniciativa de la ONG 'es positiva'. Un portavoz de la firma gallega de moda explicó que 'no se trata de contestar o no un cuestionario'. 'Para nosotros es un asunto muy serio. Por esa razón, hace un año creamos un departamento de responsabilidad social, que depende de la presidencia y del consejo de administración. Esto es algo inédito en España', añade. Este departamento, junto a la auditora PricewaterhouseCoopers, prepara una auditoría sobre la política social de la compañía y analizará las relaciones de la empresa con sus proveedores. 'Pensamos que es una manera mucho más fiel de atender los requerimientos sobre la responsabilidad social de Inditex'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de agosto de 2001