Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comarcas del Ebro marchan hacia Bruselas para denunciar el trasvase

La protesta culminará el 9 de septiembre

A un mes vista, los antitrasvase inician hoy a pie una multitudinaria marcha. Desde el delta del Ebro remontarán el río hasta Zaragoza, llegarán hasta los Pirineos, cruzarán Francia, se adentrarán en Alemania y finalizarán en Bruselas con el objetivo de evidenciar ante las autoridades comunitarias la oposición ciudadana que ha generado el proyecto hidráulico del Gobierno español.

La caminata, bautizada como Marcha Azul (1.500 kilómetros de recorrido en 28 días) y cuyo eslogan es 'marcha europea por una nueva cultura del agua; ni un euro para este Plan Hidrológico Nacional', se inicia simultáneamente en Deltebre y en Sant Jaume d'Enveja, poblaciones situadas a ambos lados del río y las dos últimas antes de llegar a la desembocadura. Los caminantes (se espera que durante la etapa catalana del trazado y en el fin de semana sean varios centenares) formarán dos columnas a cada orilla y serán despedidos alrededor de las cinco de la tarde, previa convocatoria de sendas manifestaciones, intercambios de bandas de música de las dos poblaciones y una comida popular.

Llegada a Amposta

A la primera jornada de la marcha se incorporarán asimismo los organizadores del trazado aragonés. También han anunciado que harán acto de presencia diputados, senadores y dirigentes de todo el abanico de la izquierda catalana: PSC, ERC, IC-V y EUiA. Se da la circunstancia de que la etapa de hoy finaliza en Amposta (Montsià), gobernada por CiU y la única en la ruta en la que los caminantes no serán recibidos por las autoridades locales. Esther Baiges, una de las organizadoras de las etapas catalanas, explicó ayer que serán los miembros de la plataforma local quienes darán, junto con los vecinos que así lo deseen, la bienvenida y facilitarán alojamiento y cena. La comitiva ira acompañada por un autocar y personal sanitario, y se ha previsto que las horas de ruta sean las de menor insolación.La organización lleva trabajando en la protesta desde el pasado mes de junio, cuando se concretó el día de la manifestación en Bruselas y se aprobó la realización de la caminata. Ésta se inicia una vez ya se ha interpuesto la queja ante la UE que posibilitará, según las plataformas, el bloqueo del Plan Hidrológico Nacional (PHN) si consiguen que no haya aportaciones europeas al trasvase. Según reza la página web dispuesta para la protesta, la marcha ha sido convocada por 27 organizaciones (políticas, sindicales y ecologistas) a las que otras 18 han expresado su apoyo y reivindican 'un PHN que modernice la actual política hidrológica, gestione la demanda de este recurso escaso y lo distribuya de forma sostenible en coherencia con la Directiva Marco de Aguas aprobada recientemente en la Unión Europea'.

La organización se ha basado en las plataformas locales de cada municipio, que han buscado alojamiento a un precio asequible o han solicitado apoyo a los ayuntamientos para que los caminantes tengan acceso a polideportivos o lugares de acampada. Las etapas catalanas discurren por Amposta, Tortosa, Xerta y Miravet para finalizar en Caspe el próximo martes, cuando la columna aragonesa será la que tome las riendas del itinerario. Algunas etapas se realizan formando una caravana de vehículos. Baiges explicó: 'No se trata de una marcha multitudinaria. Pretendemos que haya un mínimo de entre 30 y 50 personas caminando todos los día'. Por ahora, hay tres personas de las tierras del Ebro con intenciones de culminar la ruta marcada hasta Bruselas.

Concierto con Labordeta

Una de las etapas más esperadas es la que finaliza en Jaca, donde los caminantes serán recibidos por entre 60 o 70 bailarines de palotiao (semejante al ball de bastons catalán). La población ha sido una de las que más se ha movilizado en Aragón, y será también en el Pirineo, con poblaciones afectadas por las construcciones de embalses previstos en el PHN, donde se realizará, el 20 de agosto, un día antes de cruzar la frontera, un concierto con grupos aragoneses y del delta del Ebro en el que intervendrá José Antonio Labordeta.

Los organizadores subrayan que la protesta no ha dejado de lado la vertiente pedagógica y proselitista y serán frecuentes, una vez en Europa, los encuentros tanto con asociaciones ciudadanas como con organizaciones ecologistas. De hecho, parte de la ruta francesa ha sido organizada por la European River Net (ERN), que aúna a los afectados por grandes embalses o proyectos hidráulicos, y se han anunciado ya contactos con, entre otros, los grupos campesinos encabezados por José Bové, según explicó ayer Guillermo Lacasta, de la Asociación Río Aragón, de Jaca. Lacasta apunta como anécdota que en las dos primeras etapas francesas, la columna pasará por dos pueblos también afectados por embalses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 2001