Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EU propone que se exija el valenciano en la función pública

El portavoz de Esquerra Unida en las Cortes, Joan Ribó, pidió ayer que la Generalitat modifique la Ley de la Función Pública para 'exigir el conocimiento del valenciano como requisito de cualquier prueba de acceso' a la Administración. Ribó, que presentó esta iniciativa parlamentaria durante una conferencia de prensa, denunció que 'sólo un 1%' de los 76.500 funcionarios que hay garantizan el derecho de los usuarios a ser atendidos en la lengua 'que deseen'. Una iniciativa que EU ha presentado en solitario, explicó Ribó, tras esperar un 'tiempo prudencial' la adhesión a la misma del grupo socialista, con el que pretendía impulsarla.

La iniciativa de EU también pide la aplicación del artículo 23 de la Llei d'Us, que exige el conocimiento del valenciano y del castellano como requisito previo al acceso a la función pública docente. El texto, asimismo, insta a las Cortes a pedir al Gobierno español que modifique las leyes estatales para que el requisito lingüístico también sea exigible a los empleados de la Administración central destinados a las comunidades autónomas.

Apagones y peste porcina

Ribó también anunció que respaldará la petición del PSPV de convocar la Diputación Permanente para tratar los problemas que generan los apagones de luz y la situación creada en la Comunidad tras la detección de la peste porcina.

Una petición que según anunció ayer el portavoz del PSPV en las Cortes, Andrés Perelló, será estudiada y realizada hoy. El PP, dijo Perelló, tendrá que pronunciarse sobre 'si quiere' que se esté 'en la penumbra de la discusión y haciendo vista ciega a los problemas ciudadanos' o, si acepta debatir sobre dos cuestiones 'urgentes' que afectan a buena parte de los ciudadanos y a la estructura ganadera de la Comunidad.

En cuanto a la peste porcina, Perelló subrayó la necesidad de debatir sobre una situación en la que 'se están yendo centenares de familias a la ruina porque falla el modelo de crecimiento ganadero y agrario y nadie da una respuesta'. Por su parte, la Consejería de Agricultura confirmó un nuevo brote de peste porcina en otra granja de ciclo cerrado de Alpuente. Sin embargo, esta explotación está ubicada fuera de la zona en la que habían sido detectados los brotes restantes, todos en un kilómetro a la redonda del foco inicial. Es más, la granja también está fuera de la zona de tres kilómetros de radio en la que como medida de prevención se sacrificó a todos los animales. Hoy los 450 cerdos de esta explotación serán eliminados. La consejería se comprometió a dar ayudas a los ganaderos que hayan sacrificado animales en Alpuente.

Perelló también criticó la acusación del PP de que se magnifican los cortes del suministro eléctrico, y aseguró que las deficiencias no son 'entelequias', sino 'realidades tristes'. Ribó criticó la 'dependencia enfermiza' que el Consell ha demostrado hacia Iberdrola. La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios anunció que pondrá a disposición de los afectados por cortes de electricidad o agua impresos para pedir indemnizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2001