Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Ningún nuevo caso de infección por bacterias en Valladolid

Los servicios asistenciales del hospital del Río Hortega de Valladolid continuan desinfectando los departamentos de la unidad de cuidados intensivos (UCI), contaminados por la bacteria Acinetobacter baumanii. Mientras fuentes del hospital aseguraban que no se ha registradon ningún nuevo caso de infección y que el problema se ha limitado a la UCI del hospital y a doce pacientes ingresados en el mismo, el periódico El Norte de Castilla publicaba ayer que el brote infeccioso se había extendido a las unidades de reanimación postoperatoria.

El brote de Acinetobacter baumanii provocó la infección de doce pacientes de la UCI de este viejo hospital en el último mes y medio, de los cuales cinco fallecieron aunque 'por otras patologías' según el director del centro fernando Uribe. Los ocho boxes infectados de la UCI fueron clausurados el pasado miércoles.

La dirección de Río Hortega manifestó que, si se detectaba un solo caso más, se procedería al cierre total de la UCI polivalente del centro, a pesar de los graves problemas derivados del traslado de los enfermos al resto de departamentos de la residencia.

Según publicaba el periódico vallisoletano, un joven que permaneció ingresado en la unidad de reanimación (REA) durante tres semanas, padeció la misma infección bacteriana como demuestran los cultivos que se hicieron. El paciente tuvo que ser tratado con Polimixina B, uno de los antibióticos de reserva utilizados para atajar el brote infeccioso. Fuentes de la dirección del centro negaron ayer que la REA estuviese contaminada, en contra de los historiales clínicos que cita el diario.

Pacientes operados

La REA del Hospital Pío del Río Hortega cuenta con tres boxes de dos camas en la séptima planta del edificio principal del centro y están sometidos al mismo riesgo de contaminación que los de la UCI, ya que allí se trasladan a los pacientes operados.

La detección del brote de Acinetobacter baumanii fue confirmada por los servicios sanitarios del hospital de Valladolid la pasada semana. Uribe aseguró que la bacteria ni es mortal, ni tiene riesgo para los trabajadores del centro, pero es especialmente dañina 'para enfermos de edad avanzada que se encuentra intubados o con respiración asistida y que están en contacto con otros aparatos respiratorios, cánulas'.

El Acinetobacter baumanii, representó en España en 1993 un 0,5% de todas las infecciones hospitalarias, mientras que en 1999 el porcentaje subió hasta el 8,5%, según los datos del Estudio de Prevalencia de Infecciones Nosocomiales de España. La bacteria detectada en Valladolid ha causado problemas en los hospitales españoles de Lleida o Gijón,y en enero de 1999 el hospital Klemlin-Bicentre de Paris infectó a más de una veintena de sus pacientes, algo similar a lo ocurrido en otros hospitales de Nueva Zelanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de julio de 2001