Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectada legionela en la Consejería de Sanidad y en la Presidencia de Murcia

El Gobierno regional afirma que la epidemia afecta a 575 personas y es la mayor del mundo

Marqués afirmó que no había comunicado antes cuáles eran las instalaciones con legionela 'para no crear una alarma social incontrolable'. Explicó que la prueba de biología molecular que ha servido para determinar la existencia de legionela detecta la presencia de ADN de la bacteria, pero no si está viva. 'Es como la del hombre de Neandertal', explicó. 'Por el ADN se puede decir que es un hombre, pero no que se vaya a levantar, vaya a coger un cuchillo y nos vaya a matar'.

La búsqueda del foco que ha causado la mayor epidemia de legionela conocida hasta ahora, con 575 afectados y un fallecido hasta la fecha, se amplía. Además de la torre de El Corte Inglés clausurada el martes, los aparatos de refrigeración de las sedes de Presidencia, las consejerías de Sanidad y Agricultura, otro edificio de El Corte Inglés y la sede central de la caja de ahorros Cajamurcia contenían legionela, según los análisis. Pero ello no quiere decir que sean responsables de la epidemia.

La prueba que se ha realizado no permite determinar si la legionela encontrada -hay más de 40 tipos- es la que ha causado la enfermedad. Determinar con certeza dónde se originó la epidemia tardará 'aún semanas', según la jefa de Epidemiología de Murcia, Carmen Navarro.

Entre las instalaciones en las que se había detectado legionela, Marqués destacó que el Palacio de San Esteban (sede de la Comunidad Autónoma) no puede ser el foco causante de la infección, al no tener una torre de refrigeración de aire acondicionado abierta al exterior.

El consejero de Sanidad aseguró que se habían realizado todas las operaciones de 'cierre, limpieza y desinfección' de las instalaciones afectadas. En alguna de ellas se había procedido a un tratamiento desinfectante con cloro.

El Corte Inglés, del que se había hecho público el día anterior que tenía legionela en una de sus torres de refrigeración, abrió ayer solamente con los aparatos de ventilación. A media tarde, tras la limpieza de la torre, se conectó el aire acondicionado.

Doce pacientes se encontraban ayer en la Unidad de Cuidados Intensivos de varios hospitales de la capital murciana. Tres de ellos permanecían en estado muy grave: una mujer de 31 años y un hombre de 62 años (ambos residentes en el barrio de Santa María de Gracia, en el centro de la ciudad, donde se han registrado más del 80% de los casos) y uno de 33 años, que no es de Murcia, sino de un pueblo cercano. Esta epidemia supera de largo a la registrada en Alcalá de Henares en 1996, donde a lo largo de dos meses se registraron 224 casos. En 1976, en un congreso de la legión americana en Filadelfia, se infectaron 182, de los que fallecieron 29.

Ayer se supo que el primer paciente con legionelosis ingresó el 28 de junio, 11 días antes de que se hiciera pública la epidemia. Desde entonces, una persona ha fallecido por esta enfermedad, y, según fuentes médicas, es previsible que se produzcan más defunciones, por las complicaciones clínicas que se pueden presentar.

A lo largo del día se produjeron 10 ingresos por neumonía en los hospitales de la capital. La normalidad fue la tónica en las puertas de urgencias. El consejero de Sanidad destacó que la epidemia 'declina de forma definitiva', aunque todavía 'seguirán ingresando pacientes con neumonía por legionela'.

El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, afirmó ayer que 'las puertas de las urgencias en estos momentos están absolutamente liberadas de cualquier colapso y las urgencias en los hospitales son exactamente igual que cualquier día normal, es decir, que esa sensación de epidemia y de colapso está absolutamente superada'.

Conforme a los datos oficiales, el 74,6% de los afectados son hombres, un 68% vive en el centro de Murcia, (con mucha mayor incidencia en el barrio de Santa María de Gracia), y un 43,7% son mayores de 60 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de julio de 2001