Sólo el 14% de ciudadanos apoya que Cataluña compita en los JJ OO, según un sondeo oficial

El estudio, encargado por la Generalitat, revela indiferencia ante la polémica de las matrículas

El líder de CiU, Jordi Pujol, se presentó a las últimas elecciones con un doble objetivo: mejorar el sistema de financiación autonómica y dar un gran salto hacia adelante en el autogobierno. Lo primero se está debatiendo en el marco general de renovación del sistema para todas las autonomías, pero CiU, que depende del PP en el Parlament, apenas habla ya de los avances en el autogobierno y de una de sus exigencias emblemáticas: las selecciones deportivas catalanas.

En la última campaña, Jordi Pujol anunció que su partido reclamaría 'en tono imperativo' la modificación de la Ley del Deporte para que Cataluña pueda participar con selecciones deportivas nacionales en competiciones internacionales. El PP rechaza de plano esta posibilidad, pero los ciudadanos de Cataluña tampoco parecen muy entusiasmados con la idea, según refleja una encuesta de Vox Pública realizada por encargo de la Generalitat.

El sondeo de Vox Pública, con una muestra de 600 personas, se hizo en octubre del año pasado, coincidiendo con el debate de política general, en que Esquerra Republicana (ERC) se ofreció en vano para imprimir un giro soberanista al Gobierno. Entonces el Ejecutivo de Pujol no difundió la encuesta, que sólo ha sido pública tras su reciente entrada en el registro de estudios de opinión del Instituto de Estadística.

El Gobierno catalán encargó la encuesta exclusivamente para conocer la opinión de los ciudadanos ante dos problemas que entonces le parecían prioritarios: las selecciones deportivas catalanas y el nuevo sistema de matriculación de vehículos.

En julio de 1999 el Parlament aprobó una ley que abre la puerta para que Cataluña tenga selecciones deportivas propias que puedan participar en competiciones internacionales, aunque está en suspenso porque el Gobierno central presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional. Esta ley partió de una iniciativa legislativa popular avalada por 420.000 firmas, pero la encuesta encargada por la Generalitat concluye que sólo el 14% de los ciudadanos querría que las selecciones deportivas de Cataluña participaran en unos Juegos Olímpicos. Según el estudio, esta posibilidad sólo es suscrita mayoritariamente por los electores de Esquerra Republicana (ERC) y ni siquiera de forma masiva: la apoya el 51,5% de los electores del partido republicano. Entre los votantes de CiU sólo el 20,3% desearía ver a Cataluña compitiendo en unas Juegos al margen de España.

Pese a ello, el 37% de los ciudadanos se muestra a favor de que los deportistas catalanes lleven algún distintivo que les identifique como catalanes, sin que ello vaya en detrimento de que representen también a España. La opción más apoyada, no obstante, es que todo siga como hasta ahora: 'Que los deportistas catalanes sólo lleven distintivos españoles y representen a España'. Se acoge a esta posibilidad el 42,5% de los encuestados, respaldada por el 63% de los electores del PP y el 52% del Partit dels Socialistes.

Matrículas

El sondeo revela también que los ciudadanos siguieron con apatía la polémica generada por la decisión del Gobierno del PP de excluir cualquier símbolo autonómico del nuevo sistema de matriculación. Eso sí, según la encuesta de Vox Pública encargada por la Generalitat, el 37% de catalanes estaba 'en desacuerdo' con la medida, entre ellos el 20% de los votantes del PP.

No obstante, la mayoría se situó al margen de las campañas de protesta alentadas por CiU y ERC: el 26,7% respaldó la decisión del Gobierno central y el 34% se consideró 'indiferente' ante la medida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 04 de julio de 2001.