Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amenaza en el tribunal

Los planes de la multinacional norteamericana General Electric empezaron a estar en el aire el pasado 14 de junio, cuando la Comisión Europea rechazó las desinversiones en Honeywell Aeroespacial, valoradas en 2.200 millones de dólares.

Jack Welch quiere integrar antes de jubilarse la producción de componentes de aviones y otros de Honeywell en GE, para combinarlas con las actividades de construcción de motores para aviones civiles.

La compañía asegura que no se producen solapamientos en el negocio y que de lo que se trata es de combinar las actividades de las dos empresas. Pero Bruselas pone las pegas en las actividades futuras de la compañía de leasing Gecas, controlada por GE.

Entre tanto, Welch se enfrenta a las amenazas de los accionistas de la compañía Honeywell de llevarlo ante los tribunales por 'abandonarlos' a su suerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 2001