Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autobuses interurbanos informarán al usuario vía satélite

Los autobuses metropolitanos de la región de Barcelona estarán interconectados por un sistema GSM (vía satélite) que les permitirá ofrecer a los usuarios información sobre el tiempo estimado hasta el destino y, también, tiempos de espera para los viajeros que se hallen en las paradas. El concurso convocado por la Autoridad del Transporte Metropolitano para este servicio ha sido adjudicado a una uníón temporal de empresas formada por Indra y GMV Sistemas. El importe del concurso asciende a 800 millones de pesetas.

La adjudicación incluye la creación de un centro de seguimiento desde el que se conocerá, en cada instante y en tiempo real, la situación de cada autobús y, a la vez, se podrá enviar a los vehículos información sobre el tiempo pendiente para el recorrido, y también a las paradas de los autobuses. Los usuarios podrán consultar estos datos antes de salir a la calle vía Internet.

Los pasajeros de los autobuses podrán ser informados mediante megafonía u otros mecanismos. La información será actualizada permanentemente.

En total se equipará con este sistema de emisión y recepción a 450 autobuses, con una posible ampliación del sistema a otros 350 vehículos. Todos ellos se hallan integrados en el sistema tarifario único promovido por la ATM y pertenecen a unas 30 empresas diferentes. La intención de la Autoridad del Transporte es poder gestionar el conjunto del sistema de transporte de la región metropolitana de Barcelona.

El plazo de realización de las tareas para el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) abarca todo este año en su primera fase. La empresa cree que el sistema podrá estar totalmente operativo en el mes de mayo del próximo año.

El sistema cubrirá la zona exterior a la ciudad de Barcelona: Manresa, Terrassa, Sabadell, Vilanova i la Geltrú y otras ciudades y facilitará también la optimización de las flotas y de los vehículos al permitir reorganizar trayectos o desviar usuarios hacia otros modos de transporte en momentos de congestión por accidentes u otros motivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2001