Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sin precedentes

Quisiera hacer unas breves aclaraciones con relación a la carta publicada en esta sección de su periódico con el título Indignación. En primer lugar, me gustaría agradecer el interés y el compromiso cívico que demuestra la carta, pues esta actitud de responsabilidad es imprescindible en todos los ciudadanos, ya que Madrid limpio es capital.

La Concejalía de los Servicios de Limpieza Urbana y Desarrollo Medioambiental viene realizando en los últimos años un esfuerzo sin precedentes por lograr que nuestra ciudad esté cada día más y mejor cuidada. Esto se ha traducido en una inversión para este año 2001 que supera los 20.000 millones de pesetas, casi un 60% de incremento en dos años.

Todo ello se está reflejando en un aumento notable tanto en los medios humanos como en los materiales con los que cuentan los servicios de limpieza.

Así, actualmente nuestra ciudad dispone, trabajando por su calidad medioambiental, de más de 6.000 personas y más de 1.000 máquinas modernas y eficaces, además de una enorme cantidad de otros recursos materiales imprescindibles: 50.000 nuevas papeleras modernas, estéticas y funcionales; más de 4.100 puntos dobles con contenedores para vidrio y para papel y cartón; 2.000 sanecanes o expendedores de bolsas higiénicas, y 104 motos verdes y barredoras aspiradoras.

Y lo más destacable es que se trata de un esfuerzo homogéneo en toda la ciudad, distribuyéndose los recursos humanos y materiales bajo el único criterio de utilidad y adecuación a las necesidades detectadas en cada zona.

Todos los distritos, todos los barrios de Madrid, disponen de un servicio de limpieza adaptado a sus características físicas y demográficas. No obstante, los servicios técnicos de la Concejalía de Limpieza Urbana y Desarrollo Medioambiental están estudiando cuál sería la forma de mejorar el estado de la limpieza en la zona cercana a la guardería infantil Valle del Oro y si se hace necesario un incremento en los medios destinados a esa labor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 2001