Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Batasuna sanciona en su doctrina oficial que 'todas las clases de lucha son necesarias'

El nuevo partido extenderá su ámbito de actuación al País Vasco francés

El nuevo partido, que renueva su nombre y moderniza sus signos de identidad -el naranja, el rojo y el amarillo sustituían en el escenario de los cines Príncipe de Viana de la capital navarra al blanco, rojo y verde de la ikurriña, ayer ausente-, aporta como principal innovación su condición de formación única para el territorio que los nacionalistas definen como Euskal Herria (la comunidad autónoma vasca, Navarra y el País Vasco francés) en un intento de afianzar ante la ciudadanía la imagen unitaria de la nación vasca.

La significación de esta incorporación territorial se hizo patente con la apoteósica aclamación que ofreció la asamblea a los tres representantes vascofranceses integrados en la Mesa Nacional que ayer se proclamó. Entre ellos se encuentra Egoitz Urrutikoetxea, hijo del ex dirigente de ETA y parlamentario vasco Josu Ternera, que ha sido el impulsor de esta integración en contra de los nacionalistas de Abertzaleen Batasuna, la formación francesa equivalente a HB.

La asamblea aprobó ayer definitivamente la ponencia Bateginez (Unificando), un texto respaldado tanto por viejos dirigentes que ahora salen como por quienes les relevan, que admite como doctrina oficial que 'todas las clases de lucha son necesarias para construir Euskal Herria', un reconocimiento implícito de la validez de la lucha armada. La portavoz del debate, Arantxa Urkaregi, aseguró que a lo largo de los dos años largos de discusión clausurados ayer no ha habido 'temas tabú' y se han sucedido 'múltiples discusiones sobre la lucha armada'. También admitió que ha habido 'desconfianzas' y han quedado fuera sectores y personas a los que inicialmente se pretendía integrar.

La proclamación de la nueva Mesa Nacional fue el momento cumbre de la asamblea constituyente. Sus 32 miembros celebrarán mañana su primera reunión en Alsasua, localidad navarra donde se formó HB en 1979. Arnaldo Otegi obtuvo el mayor número de votos, por encima del coordinador general, Joseba Permach y seguirá como portavoz oficial. La juventud es una de las características de la nueva dirección: 16 de los 32 miembros no llegan a los 35 años y otros siete tienen menos de 40. Con licenciaturas universitarias en su gran mayoría -sólo hay un obrero y una sindicalista- sus máximos responsables de las áreas de organización, finanzas y comunicación, así como de representación territorial han tenido relación con acciones de violencia callejera.

Independiente y de izquierdas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 2001

Más información