Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delegado del Gobierno dice que hubo 'presiones' en la venta de Binter

El delegado del Gobierno en Melilla, Arturo Esteban, desveló ayer que la compra de Binter Mediterráneo por Air Nostrum es consecuencia de 'presiones' y diversas 'gestiones' políticas ejercidas para mejorar la comunicación aérea entre la ciudad autónoma y la Península, que sólo cubre esta aerolínea.

Preguntado sobre quién ejerció esas 'presiones', Esteban dijo que el Gobierno central, la Delegación del Gobierno en Melilla, Iberia y el Ejecutivo de la ciudad autónoma son los que 'se han movido en ese flanco todos los días durante un año', ya que era 'muy complicado' que una empresa privada 'comprara una empresa en pérdidas'.

Iberia firmó el pasado jueves la venta de su filial Binter Mediterráneo a Air Nostrum, compañía del grupo Nefinsa, propiedad de la familia de Emilio Serratosa.

Tras conocerse el acuerdo, los representantes sindicales del sindicato de pilotos (SEPlA) en Binter Mediterráneo suspendieron la huelga que tenían prevista para todos los lunes y viernes de este mes y de julio en esta compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 2001