Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chamizo alerta del problema de la 'píldora del día después' y las menores

El Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, se mostró 'preocupado' por el problema que puede plantear dispensar la píldora del día después a las menores sin la autorización de los padres, cuestión que, en su opinión, 'aún no está resuelta'.

Chamizo, que clausuró en la localidad malagueña de Istán las novenas Jornadas de Mujeres de la Sierra de las Nieves, aseguró que el conflicto de la píldora y los menores es un tema que deben debatir también los padres con sus hijas, e insistió en la necesidad de una educación sexual adecuada.

Eludió hacer declaraciones sobre la eficacia de la píldora poscoital, que comenzó a comercializarse este mes en España (gratuitamente en los centros de urgencia de Andalucía), y subrayó que, como Defensor del Pueblo andaluz, debe analizar las razones de todo el mundo en este tema, algo que definió como 'muy complicado'.

Por otra parte, Chamizo explicó que las mujeres de las zonas rurales son las que más acuden a él en caso de ser maltratadas por su pareja, 'no sólo por el miedo al agresor, sino por la propia familia y el miedo de abandonar la casa'.

El Defensor del Pueblo justificó esta forma de actuar en que las ciudades disponen de más servicios para atender a las víctimas de malos tratos. También manifestó que las cartas que recibe le instan a hablar con las familias e, incluso, con la Guardia Civil para que las protejan.

Sobre este asunto insistió en que debe ser el agresor, y no la víctima, quien abandone el hogar familiar, idea que basó en el cumplimiento de la Ley del Menor, porque 'cuando una mujer se va, se lleva a sus hijos, y la ley habla del supremo interés del menor'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 2001