El fiscal Castresana cree que Cardenal debe abstenerse en el 'caso Piqué'

El fiscal anticorrupción Carlos Castresana señaló ayer en Santander que el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, debería abstenerse de intervenir en la propuesta de imputación del ministro de Exteriores, Josep Piqué, por el caso Ercros. Castresana afirmó que Cardenal tiene interés en la causa, ya que su 'imparcialidad objetiva' se ve afectada por el hecho de que su nombramiento fue realizado por el Consejo de Ministros del que Piqué forma parte.

Castresana hizo esta reflexión en Santander, en un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Añadió que las partes personadas en el caso tienen la posibilidad de solicitar la no intervención de Cardenal por su 'interés directo o indirecto' en la causa, una propuesta que debería ser resuelta por el Ministro de Justicia, según el artículo 28 del Estatuto Fiscal.

Más información

Para defender su postura, Castresana puso como ejemplo el caso Lewinsky, en el que la fiscal general, Janet Reno tuvo que abstenerse a favor del fiscal especial Kenneth Starr en la investigación a la que fue sometido el presidente Bill Clinton.

Deseo y legalidad

La Asociación de Fiscales (AF), mayoritaria en la carrera fiscal, rechazó esta argumentación y, según dijo a Europa Press el portavoz de la AF, José Antonio Martín Caro, Cardenal no tiene ningún interés en la causa, y además no está subordinado al Gobierno: 'Hay que distinguir lo que pueda ser el deseo y lo que es la legalidad. El deseo que todos los fiscales tenemos es obtener el mayor grado de imparcialidad de la figura del fiscal general. La legalidad, en este caso, de ninguna manera sirve de apoyo para pensar que no pueda intervenir el señor Cardenal'.

Por su parte, el portavoz de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), Antonio Camacho, dijo que 'lo que ha querido plantear Castresana es una reflexión sobre el problema de las relaciones entre el Gobierno y el fiscal general'.

El jefe de Inspección de la Fiscalía General, Juan José Martínez Zato, consideró que 'todo esto debe terminar cuanto antes por bien de la Administración de Justicia, del Gobierno y de Piqué'. En declaraciones a la Cadena Ser, Martínez Zato comentó que le parece 'muy arriesgado, por no decir imprudente', intentar llevar la contraria al fiscal del caso, Bartolomé Vargas, que ha estudiado 15.000 folios sobre esta cuestión.

Por su parte, el financiero Javier de la Rosa negó en un un escrito presentado ayer en la Fiscalía General, que él se hubiera apropiado de 18.300 millones de pesetas por la venta de Ertoil en 1991.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de junio de 2001.

Lo más visto en...

Top 50