El 32% de los abogados vota en las elecciones al decanato de Barcelona

El 32,2% de los abogados del colegio de Barcelona participaron ayer en las elecciones para elegir decano y vicedecano, y renovar 9 de los 17 diputados que componen la junta de gobierno. La jornada transcurrió sin incidentes y en un ambiente distendido, después de una agria campaña en la que se han cruzado numerosas acusaciones entre los cuatro candidatos. Las heridas provocadas por la dialéctica de estos días todavía no habían cicatrizado ayer: los candidatos apenas se cruzaron un mínimo saludo en las puertas del colegio, donde se suelen concentrar los letrados después de votar y donde forman corrillos y entablan largas conversaciones.

Las urnas estuvieron abiertas durante todo el día y cuando se cerraron, a las 21.00 horas, habían votado 5.112 abogados, de los que 4.510 están en ejercicio y 602 no. El censo total era de 15.875 letrados, por lo que el índice de participación se situó en el 32,2%. Tras el cierre de las urnas y el recuento del voto por correo, a las 22.00 horas se inició un largo y complejo escrutinio que entrada la medianoche todavía continuaba.

La dificultad del recuento estriba en que el voto de un colegiado en ejercicio vale por dos, mientras que el de uno no ejerciente se cuenta como uno. Además, se trata de listas totalmente abiertas, con lo que un abogado, por ejemplo, puede votar el decano de una candidatura, el vicedecano de otras y varios vocales de las cuatro opciones posibles. Un buen número de abogados admitían ayer sin reparos, tras emitir el voto, que habían optado por candidatos de distintas listas.

En las elecciones de ayer era la primera vez que concurrían cuatro candidatos al decanato y que dos de ellos eran mujeres. Según la impresión general, quienes tenían más posibilidades eran Jaume Alonso-Cuevillas, de 39 años,que aspiraba a la reelección tras cuatro años en el cargo, y Joan Maria Xiol, de 55 años, que ha sido vicedecano durante este tiempo con Alonso-Cuevillas, de quien se distanció de manera drástica y sorprendente hace tres meses, cuando aquél anunció que optaría de nuevo al cargo. Optaban también al cargo Teresa Cerevelló y Montserrat Pinyol, ambas de 51 años, que llevaban más de un año preparando sus candidaturas. Las mujeres son desde hace años mayoritarias entre los nuevos colegiados, aunque en el conjunto dominan todavía los hombres (9.916 frente a 5.959).

Menor participación

En las elecciones del año pasado la participación fue del 42,8% (6.130 abogados de un censo de 14.320) y se impuso Alonso-Cuevillas de manera abrumadora. Entonces tenía 37 años y se convirtió en el decano más joven del colegio de Barcelona y también en el más joven entre sus colegas españoles. Alonso-Cuevillas obtuvo entonces 5.522 votos, casi el doble que Ramon Viladàs, que logró 2.904. El tercer aspirante, Ramon Maria Mulleral, consiguió 2.536 votos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pese a esa aplastante mayoría, Alonso-Cuevillas fue superado por muy pocos votos por dos de los miembros de su candidatura: Luis del Castillo, que ahora concurre como vicedecano en su lista, fue apoyado por 5.548 votos y Pau Molins, que opta al mismo cargo por la lista que encabeza Xiol, obtuvo 5.543 sufragios.

Las cuatro candidaturas que concurrieron ayer incluían abogados de todas las tendencias y edades, con el fin de contentar a un amplio electorado. Uno de los candidatos más singulares era el ex magistrado y ex presidente de la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona José Luis Jori Tolosa, ahora abogado, que iba en la lista de Cervelló.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS