Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | El escándalo de los pasaportes falsos

El club canario pide a la Federación que profundice en la investigación

El Tenerife recibió con enorme satisfacción la decisión del Comité Español de Disciplina Deportiva. En cualquier caso, su presidente, Javier Pérez, no quiere que el asunto se quede ahí y ha pedido a la Federación Española que profundice en la investigación del expediente para que así se aclare aún más la inocencia del club canario en la tramitación de los contratos del jugador brasileño Barata. A su vez, el PSOE planteará en el Pleno del Congreso de la próxima semana el caso de los pasaportes falsos y, en concreto, si el Consejo Superior de Deportes ha garantizado la legalidad de las competiciones.

Los dirigentes, técnicos y jugadores del Tenerife se mostraron siempre seguros de que la resolución les sería favorable. Por la independencia del órgano que iba a estudiar el caso y por la última declaración de Barata, en la que niega que su club conociese la falsedad de su documentación italiana. De todas formas, en el aire flotaba cierta inquietud ante la posibilidad de que el Comité se decantara por los argumentos del Betis.

Nada más conocer la noticia, Pérez reiteró que la actuación de su consejo de administración fue correcta y que era injusta y falsa la imputación de un delito ajeno a la realidad. El objetivo ahora, dijo, es que se profundice en la indagación y dejar que lo deportivo prevalezca sobre todo lo demás, de forma que el ascenso a la Primera División se determine el próximo domingo ante el Leganés. 'De esta forma', añadió, 'si no subimos será porque hemos perdido en el terreno de juego'.

'Bofetón a los marrulleros'

La afición tinerfeña también se siente satisfecha por la resolución y afronta ahora con mucho mayor optimismo el choque con el Leganés.

Incluso desde las instituciones públicas la respuesta fue de enorme alegría, aunque en algunos casos mezclada con mensajes contundentes, como el del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, que apuntó: 'Es un bofetón [el fallo] sin manos y en toda regla contra los dirigentes marrulleros', capaces de cualquier 'artimaña' con tal de ganar fuera del terreno. En una nota oficial, el Cabildo recalcó que el acuerdo es 'un espaldarazo para la filosofía del juego limpio, pisoteado por algunos en las últimas semanas'.

Mientras tanto, los jugadores se han centrado en preparar el partido con el Leganés en su idea de no perder el último tren de un ascenso que sólo depende de ellos, de su victoria. Según uno de los capitanes, Martí, la plantilla es consciente de lo mucho que se juega la entidad y de que ahora es el momento de responder a todos con un triunfo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2001