Arganda obligará a poner las antenas de telefonía móvil a 600 metros de las casas

Las antenas de comunicaciones situadas sobre mástiles o estructuras apoyadas en el terreno deberán colocarse a una distancia de al menos 600 metros de las viviendas y de las áreas de protección ambiental en Arganda del Rey. Esta norma será obligatoria en agosto, cuando se apruebe la ordenanza municipal sobre Radiaciones Electromagnéticas, presentada esta semana en Arganda. La nueva disposición afectará igualmente a las antenas pertenecientes a centrales de conmutación, las estaciones base, emisoras, repetidoras y reemisoras de los servicios de radiodifusión sonora y de televisión.

El alcalde de Arganda, el socialista Pedro Díez, destacó el carácter innovador de la ordenanza, pero lamentó que el Gobierno regional 'no se haya puesto aún a la tarea', a pesar de las recomendaciones que se contemplan en la Ley de Protección del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

Para el resto de las antenas, consideradas inocuas para la salud, tales como las de telefonía fija, radiodifusión sonora y televisión terrena, por cable y por satélite, estaciones de radioaficionados y red de canalizaciones, se establecen distancias de entre dos y cinco metros respecto a las fachadas. Todo esto será definitivo 'una vez transcurrido el mes de exposición pública para la presentación de alegaciones', indicó la concejal de Medio Ambiente, Victoria Moreno, del PSOE-Progresistas.

El Ayuntamiento de Arganda adquirirá en breve un gaussometro para controlar que las emisiones radioeléctricas no excedan los niveles permitidos, y sugerirá a las diferentes operadoras una ubicación común de las antenas para evitar su dispersión en el municipio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS