Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sevillana Marta Toro, premiada en el primer certamen coreográfico andaluz

La coreógrafa y bailarina sevillana Marta Toro interpretó ayer, en el teatro Central de Sevilla, En la ausencia del vacío, la obra con la que ha obtenido el premio del I Certamen Coreográfico Andaluz para la Danza Contemporánea. Marta Toro, formada en la prestigiosa Marta Graham Dance School de Nueva York y miembro de la compañía de Ramón Oller, fue seleccionada entre once coreógrafos.

El galardón, convocado por la Consejería de Cultura para promocionar la danza contemporánea en la comunidad, está dotado con 500.000 pesetas y una ayuda a la producción de dos millones y medio de pesetas para un nuevo espectáculo que se estrenará en el certamen del próximo año.

El jurado, del que han formado parte, entre otros, los coreógrafos y bailarines Aurora Bosch, Inés Boza y Ramón Oller, otorgó el segundo premio a la sevillana Sandra Bonilla por Ensayando...el amor es una cosa muy bonita. La bailarina ha pasado ocho años en Holanda, donde ha estrenado tres coreografías. Sandra Bonilla, que volvió a España en el 2000, ha decidido montar compañía en Sevilla.

El tercer premio del certámen, que también pudo verse en el teatro Central después del montaje Lazurd que puso en escena la compañía Senza Tempo, fue para el mexicano afincado en Granada José Omar por su trabajo Tierno instante.

Thomé Araújo, coreógrafo brasileño que fundó una de las primeras compañías andaluzas de contemporánea Málaga Danza Teatro, ha recibido el premio al Bailarín Sobresaliente por su obra Chama, una pieza de ocho minutos con música de Antonio Meliveo y Diego Carrasco. La directora general de Fomento y Promoción Cultural, Elena Angulo, que presidió el jurado, pretende fortalecer el sector y evitar la emigración forzosa de los coreógrafos andaluces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de junio de 2001