Dos presos tratan de fugarse de la prisión de Sevilla con una sábana

Dos reclusos que cumplen su condena en el módulo cinco de una unidad del centro penitenciario de Sevilla intentaron fugarse el pasado sábado a través de uno de los procedimientos más clásicos en las evasiones carcelarias. Daniel V. G. y Vicente J. I. forzaron las ventanas de su celda, ampliaron el hueco existente entre los barrotes para lograr colarse y, después, se colgaron hasta el suelo a través de una sábana.

La fuga, descubierta alrededor de las 23.00 por los funcionarios, fue abortada poco después en unas dependencias de la prisión de las que no lograron huir los internos, según informó un representante de la Agrupación del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias (ACAI).

Este sindicato asegura que, en el último año, se han producido tres intentos de huida -incluido el de este fin de semana- de internos que han recurrido al mismo método de forzar los barrotes.

ACAI, que ha pedido a la dirección de la prisión que extreme las medidas de seguridad para evitar nuevos casos, señala que las dos tentativas anteriores correspondieron a dos menores que intentaron fugarse del módulo donde cumplían prisión preventiva y de un adulto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Tereixa Constenla

Corresponsal de EL PAÍS en Lisboa desde julio de 2021. En los últimos años ha sido jefa de sección en Cultura, redactora en Babelia y reportera en Andalucía. Es autora del libro 'Cuaderno de urgencias'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS