Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça enreda la final

Un vicepresidente anuncia un preacuerdo con Cúper, luego le desmiente el portavoz del club y Gaspart dice que prefiere la derrota del Valencia

Justamente en la vispera de la final de la Liga de Campeones, y sin venir a cuento, el Barça ha enredado el litigio con una serie de episodios que confirman el mal funcionamiento de la entidad. Uno de los muchos vicepresidentes del Barcelona, Josep Lluís Rovira, anunció ayer en Radio España que el club azulgrana ha llegado a un preacuerdo con Héctor Cúper, entrenador del Valencia. Rovira afirmó incluso que el pacto cerrado por el presidente azulgrana a Joan Gaspart está a expensas de la clasificación del Barcelona para la próxima Liga de Campeones y puntualizó que el acuerdo conlleva una cláusula de penalización que compromete a ambas partes.

Horas después, sin embargo, el portavoz del club barcelonista, Gabriel Masfurroll, negó de forma "rotunda y clara" la existencia de ningún preacuerdo con el técnico argentino. "El Barcelona desmiente rotundamente que haya un precontrato con Cúper y lamenta que esa información se haya dado en la vigilia de una final de la Copa de Europa", apuntó Masfurroll. "El club no quiere crear ninguna situación inestable en el Valencia ante un partido tan importante".

La declaración del portavoz se produjo después de que varios directivos expresaran su sorpresa por las manifestaciones de Rovira, consideradas inoportunas. Los mismos directivos reconocieron, en cualquier caso, que una parte importante de la junta avala la contratación de Cúper, y en este sentido apuntaron que el técnico incluso está buscando ya casa en Sitges. Gaspart, sin embargo, se reserva la última palabra y no descarta la continuidad de Carles Rexach.

Gaspart, que ayer no quiso referirse a la remodelación de la plantilla ni a los cambios técnicos con vistas a la próxima temporada -Xavi renovó ayer y se da por cerrado el fichaje del central Christanval, del Mónaco-, sí intervino en la final de hoy al declarar en Milán que al Barcelona le conviene la derrota del Valencia. "La cabeza me dice que nos interesa que pierda el Valencia para que tengamos más opciones de jugar la Liga de Campeones", afirmó el presidente azulgrana, desautorizando las declaraciones del portavoz de la entidad, Gabriel Masfuroll, que el lunes por la noche y en nombre del club se había pronunciado en en el sentido contrario y, por tanto, deseando el éxito del Valencia. Un triunfo del Bayern Múnich posibilitaría que la clasificación del Barça para la Liga de Campeones dependiera exclusivamente de sus resultados: le bastaría ganar los tres partidos que quedan de Liga, el último de ellos contra el Valencia, en el Camp Nou. La victoria del Valencia, por contra, reduciría las opciones barcelonistas, puesto que se clasifican cuatro equipos, y una plaza ya estaría adjudicada al campeón (entonces quederían únicamente tres en litigio).

Gaspart, precisamente, fue sancionado ayer con 300.000 pesetas por el Comité de Competición, por sus manifestaciones después del partido de Liga Real Madrid-Barcelona (2-2). También fueron multados, por el mismo concepto, el vicepresidente azulgrana Ángel Fernández, con 250.000 pesetas, y el técnico Serra Ferrer y el jugador Rivaldo, con 100.000 pesetas.

El equipo azulgrana, por otra parte, ganó anoche al Arsenal, por 0-2 - ambos goles de Alfonso- en partido amistoso disputado en Londres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 2001