Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Gallardón pretende que la sierra de Guadarrama sea un parque nacional

El trámite durará tres años y necesita el apoyo de Castilla y León y el Congreso

El proceso que el Ejecutivo regional ha iniciado durará unos tres años, afirmó Ruiz-Gallardón, y necesita el apoyo de la Junta de Castilla y León, ya que parte de la zona a proteger se encuentra en la provincia de Segovia. Pedro Calvo manifestó que iniciará de inmediato las negociaciones con las autoridades castellanoleonesas para acordar la forma definitiva del proyecto. Posteriormente, éste deberá ser aprobado por ambas Cámaras regionales antes de ser enviado al Congreso de los Diputados, como establece la ley para la declaración de parques nacionales.

La iniciativa pretende dar coherencia a la amalgama de figuras de protección que rigen la zona. Actualmente, el área a proteger (de la que no se precisó la superficie definitiva) incluye el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (46.278 hectáreas), el Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara (768 hectáreas), un monumento natural, un paisaje pintoresco, zonas húmedas, zonas de protección de las aves y lugares de interés comunitarios (LIC), cada uno de ellos con diversos grados de preservación.

La máxima protección

El parque nacional es la máxima protección que recoge la legislación española, y hasta el momento lo disfrutan doce áreas. Una más está en proyecto para las islas Cíes (en la provincia de Pontevedra). Sin embargo, el consejero de Medio Ambiente insistió en que 'hasta ahora, los parques nacionales se han establecido en lugares aislados, donde la intervención del hombre era mínima'. 'El parque de Guadarrama', añadió, 'nace con la voluntad de conjugar la máxima protección medioambiental y la actividad humana de la zona, expresión de la mentalidad rural y urbana que conviven en la Comunidad'.

El presidente regional, por su parte, calificó esta iniciativa como 'la respuesta tardía a una vocación temprana [la protección de la zona] y no como una vocación tardía', en referencia a la admiración por la naturaleza de esta zona que sentían los miembros de la Institución Libre de Enseñanza, que acudían al lugar, hace ya un siglo, para realizar cursos científicos.

En la sierra de Guadarrama viven algunas de las especies más amenazadas de España. Theo Oberhuber, responsable de parques nacionales de Ecologistas en Acción, mostró ayer su satisfacción por la medida emprendida por el Gobierno regional: 'En Guadarrama hay entre 7 y 10 parejas de águila imperial, siete de águila real y una colonia de más de 100 parejas de buitre negro. La declaración de parque nacional era una necesidad, ante la presión humana que sufre la zona, por la que veníamos trabajando desde hacía tiempo', señaló.

Pedro Jorge Herrero, alcalde de Navacerrada, y Joaquín Montalvo, primer edil de Becerril de la Sierra, ambos del PP, que participaron en el acto de presentación del proyecto, se mostraron confiados en que las inversiones en protección y regeneración ecológica y los centros de formación sobre la naturaleza permitirán un desarrollo de estos municipios.

Diosdado Soto, alcalde independiente de Guadarrama, opina que 'estas medidas son positivas mientras no supongan un límite para el desarrollo de los pueblos', aunque señaló que aún no han recibido información de las autoridades regionales. Pedro Calvo insistió en que la medida no erradicará actividades como la caza y la pesca de la zona, 'ya que la solución pasa por una regulación de estas actividades mediante cotos, que ha demostrado su eficacia en otras zonas'.

Por su parte, el director general del Medio Natural de la Junta de Castilla y León declaró que las actividades madereras existentes en Segovia son incompatibles con la declaración de parque nacional, según informó Efe.

El antecedente de El Pardo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 2001

Más información