Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un plan territorial del Consell busca que Alicante y Elche actúen como la octava área metropolitana

Uno de los ocho proyectos de ordenación de la COPUT aborda la sostenibilidad del litoral

De forma previa a la aprobación de un 'Modelo Territorial de Futuro de la Comunidad Valenciana', ahora en fase de elaboración -según la consejería se ha 'finalizado el diagnóstico' y están 'formulándose las hipótesis'- la dirección general de Urbanismo y Ordenación Territorial ha acometido la elaboración de varios planes de escala geográfica y administrativa intermedia, entre la municipal y la regional.

La Coput ha esbozado hasta 15 áreas funcionales, para las que habrá que diseñar otros tantos planes territoriales que articulen los usos del suelo. Desde la identificación de infraestructura necesarias y la asignación de zonas industriales estratégicas hasta la prevención de las inundaciones y la previsión de áreas de ocio. Estos planes pueden abordar infinidad de campos: carreteras, parques eólicos, plantas de residuos, zonas mineras, espacios protegidos, zonas turísticas. En la mente del consejero de Obras Públicas, José Ramón García Antón está el que antes de fin de la legislatura la Comunidad cuente con un modelo de territorio, una idea clara del desarrollo futuro de la Comunidad.

Las primeras líneas directrices que sacará el Consell serán las que marque el Plan de Acción Territorial del Entorno de Alicante-Elche (conocido como Patemae, practicamente concluído), mediante el que el Consell quiere que ambas ciudades dejen de funcionar 'independientemente como consecuencia de la fragmentación de sus mercados de trabajo'. Para el Consell, hay que aprovechar el atractivo de estas dos ciudades del tamaño y potencial de Alicante y Elche y separadas por apenas 20 kilómetros, 'hecho insólito en todo el territorio nacional'. Y la integración de ambas urbes es más fácil desde una política territorial que desde la imposición de un régimen administrativo.

Por lo menos es más fácil si se tiene en cuenta que la ley de áreas metropolitanas que ha elaborado el Consell se ha encontrado con una oposición total del Ayuntamiento de Elche, y que el Consell Jurídic Consultiu ha dejado claro que la creación de entes metropolitanos requiere la aprobación de leyes específicas. Leyes que además pueden ignorar la norma que saca el PP ya que han de ajustarse a las estatales.

La Coput, mientras, sigue elaborando otros borradores. Así, la consejería acaba de adjudicar la redacción del Plan de Acción Territorial del Entorno de Castellón (Patecas), que estará listo en un año (abril de 2002). El Consell considera a la capital de La Plana como 'uno de los territorios más competitivos no sólo de nuestra Comunidad sino de todo el Arco Mediterráneo'. Y con una vocación claramente industrial. La presencia de 200 fábricas, que representan el 90% del sector azulejero español justifica la elaboración del plan.

En la misma situación burocrática se encuentran el plan de Alcoy-Cocentaina y el de Ontinyent, que verán la luz en menos de un año. El primero quiere solucionar 'los problemas derivados del declive industrial del área', y consolidar un área 'fuerte en el interior de la Comunidad'. El plan de Ontinyent deberá dar respuesta a la dualidad existente entre la zona industrial y los otros espacios con vocación de ocio y medioambiental.

La redacción del quinto plan, el de Requena, se sacará a concurso a finales de año. Malas comunicaciones del entorno Requena-Utiel y el envecimiento de la población son los problemas que ha de abordar. En los mismos plazos se encuentra el plan de Elda-Petrer, que deberá paliar 'el profundo declive de la actividad industrial del área, debido a la especialización en sectores productivos como el calzado y la piedra natural'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de mayo de 2001