Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE cuenta ya con un informe interno favorable a la venta de Babcock

Borsig ha pactado los excedentes con las centrales

La Comisión Europea tiene ya en sus manos un informe interno que da luz verde a la venta de Babcock & Wilcox (B&W) a la alemana Babcock Borsig, según fuentes de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El informe está en poder del comisario de competencia, Mario Monti, quien lo debe elevar al Colegio de Comisarios para su aprobación. El expediente de B&W, que fue investigado por haber recibido ayudas de Estado, ha sido aprobado con una sola salvedad referente a unos fondos de 20 millones de euros (3.327,7 millones de pesetas) destinados a crear una empresa mixta.

En todo caso, la privatización se podría cerrar después de casi un año y medio desde que fuera aprobada por el Gobierno central y elevada a Bruselas. La venta de B&W se inició hace más de cinco años, y desde entonces la compañía ha ido empeorando paulatinamente su situación. B&W tuvo en el periodo 1990-99 unas pérdidas de 98.107 millones de pesetas. Los expedientes por ayudas de Estado de la empresa incluían la privatización y las ampliaciones de capital de 1994, 1997 y 1999 por un valor total de 60.000 millones.

Babcock Borsig está ya planificando el futuro de la sociedad. De hecho, tiene ya pactados con los sindicatos los excedentes laborales y un principio de acuerdo sobre el futuro convenio laboral.

El acuerdo de venta establece la creación de una nueva compañía, a la que se transfieren activos y 650 trabajadores (la plantilla asciende a 1.100). Borsig se compromete a pagar 45 millones de euros (7.487 millones de pesetas). Además, no repartirá dividendos en cuatro años, mantendrá los fondos propios por encima de 20 millones de euros, hará durante cinco años aportaciones tecnológicas gratuitas e invertirá 135,5 millones de euros (22.545 millones de pesetas) hasta 2004. La SEPI aportará 250 millones de euros (41.965 millones de pesetas) para inversiones y otros 276,5 millones de euros (22.543 millones de pesetas) para cubrir contratos transferidos que den perdidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2001