Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de policías locales y bomberos se manifiestan en Sevilla contra la Ley de Coordinación autonómica

Los agentes rechazan que los ayuntamientos puedan hacer contrataciones temporales

Un policía local de Arcos de la Frontera (Cádiz), disfrazado de un César romano y montado en un caballo blanco, abrió la manifestación.

El ficticio César, custodiado por 12 agentes vestidos de soldados romanos y una treintena de vikingos, fue el encargado de dirigir hasta la Consejería de Gobernación y San Telmo a los 5.000 manifestantes, según el cálculo de las tres organizaciones convocantes, el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España: los bomberos de Sevilla y la Unión de Policía Local y Bomberos de Andalucía.

Con pitadas y gritos los manifestantes rechazaron la Ley de Coordinación para policías locales que se tramita desde el pasado mes de marzo en el Parlamento, al considerar que dicha normativa 'supone un retroceso' y permite que los ayuntamientos precaricen el empleo. Para el secretario general de la Unión de Policías Locales y Bomberos, Mario Núñez, el contenido de la ley 'es aberrante', por lo que esta organización ha presentado alegaciones a la mayoría de sus 60 artículos.

Una de las princiapales quejas se centra en la llamada 'segunda actividad', por la cual aquellos agentes mayores de 57 años son trasladados a cubrir otras actividades. Según Mario Núñez, esta fórmula crea 'una figura indigna', por la que el agente que lleva mas de una treintena de años en activo es relegado económicamente.

Asimismo, estas organizaciones rechazan la posibilidad de que los ayuntamientos puedan reforzar sus plantillas en épocas de necesidad mediante la contratación, por un periodo de cuatro meses, de agentes que no puedan llevar armas. Esto fue interpretado por Núñez como 'disfrazar de policías a los que no lo son y crear empleo en precario donde no lo había'.

Los sindicatos dieron por finalizada la protesta advirtiendo de que las movilizaciones continuarán sino se modifica la Ley de Coordinación y no se elabora una normativa para los bomberos andaluces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 2001