Futre anuncia el despido que negó hace dos días

Carlos Cantarero, del filial, suple a Marcos Alonso en el Atlético

Serio, con la decepción dibujada en el rostro, Paulo Futre se acercó al micrófono y asumió el paleón: 'Hemos prescindido de Marcos Alonso. Carlos García Cantarero es ahora el entrenador del equipo'. Es decir, todo lo contrario de lo que había asegurado hacía 48 horas, tras el 0-3 ante el Murcia: 'Hemos analizado la situación y sería una tontería echar al entrenador ahora que faltan siete partidos'. Pero ayer la tontería se volvió necesidad. 'Era lo que pensaba en aquel momento. El sábado por la noche era mi entrenador. Confiaba en él y estaba convencido de que seguiría aquí, pero así es el fútbol', justificó ayer el portugués.

Futre asumió toda la responsabilidad de la destitución, y negó que Jesús Gil haya forzado la marcha del técnico. 'La presión del presidente no ha influido de ninguna forma. Ha sido una decisión personal. Después de siete horas de reunión con Abel y Manolo, he llegado a la conclusión de que lo mejor, independientemente de toda la polémica que se ha montado, era el cambio de entrenador'.

Más información

El ex futbolista luso rechazó que la marcha de Marcos, que en dos ocasiones anteriores sí abortó, suponga una derrota personal. 'No es un fracaso mío. Si el año que viene, empezando de cero, volvemos a estar aquí por estas mismas fechas y en las mismas circunstancias, sí habré fracasado, pero no ahora'.

En su breve discurso, Futre pasó de puntillas sobre la relación entre Gil y el técnico. 'Ése es un problema personal de los dos. En las opiniones del presidente tampoco entro. No puedo mentir a la gente. Ascender sería un pequeño milagro, pero yo tengo plena confianza en los jugadores. Hay suficiente calidad en la plantilla. Todavía queda una pequeña esperanza'.

A Marcos le sustituirá hasta final de temporada Carlos García Cantarero, hasta ahora entrenador del filial, que marcha primero en su grupo de Segunda B y ya está clasificado para jugar la liguilla de ascenso. 'Entrenar al Atlético está al alcance de muy pocos, así que no me ha costado nada tomar esta decisión. Era imposible rechazar esta oferta', explicó el técnico.

Cantarero, según informa EFE, antes de como entrenador, ejerció de árbitro y después de periodista. Con 36 años, Cantarero, que cursó junto a Camacho y Valdano los estudios de entrenador de fútbol, fue entrenador del San Sebastián de Los Reyes, equipo madrileño de Segunda B con el que eliminó de la Copa del Rey al Mérida y Albacete, del Amorós, del Lugo y del Atlético B, al que volverá la temporada que viene .

Marcos Alonso, que poco después ofreció una conferencia de prensa en un céntrico pub de Madrid, tampoco quiso echar más leña al fuego. Obvió los ataques de Jesús Gil, afirmó sentirse satisfecho con su trabajo y asumió con normalidad su destitución. Junto al entrenador, también abandonan el Atlético sus dos principales ayudantes: Emilio Cruz, segundo entrenador, y Óscar Ortega, preparador físico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de abril de 2001.

Lo más visto en...

Top 50