Mario Vargas Llosa confirma su apoyo a Toledo y desautoriza la denuncia de su hijo

Alan García aprovecha la disputa en las filas del favorito y le descalifica como líder

'Yo lamento que por primera vez no pueda apoyar una opinión política de Álvaro. Creo que ha actuado en forma precipitada. (...) Nada de lo ocurrido me lleva a revisar mi apoyo a Toledo, a quien sigo considerando como la mejor opción para el Perú', manifestó. Luego, acusó al periodista Jaime Bayly de ser el responsable de iniciar una campaña contra Toledo. 'Son parte de una serie de chismografías imaginarias de Bayly', sostuvo.

De otro lado, y como bien reza el dicho 'a río revuelto, ganancia de pescadores', el candidato presidencial de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), Alan García, lanzó sus redes para pescar los votos que, supone, Toledo perderá tras las explosivas declaraciones de uno de sus más estrechos colaboradores, Álvaro Vargas Llosa.

Más información
'Mi padre lo ve desde fuera'
Álvaro Vargas Llosa pide el voto en blanco para evitar excesos del nuevo gobierno
Álvaro Vargas Llosa pide el voto en blanco en la segunda vuelta de las elecciones de Perú
'Votar en blanco prolongará la incertidumbre'
'Mientras yo tragaba pólvora en las calles, Alan García tomaba vino en París'
Alejandro Toledo, el limpiabotas que admiraba a Roosevelt

Con amplia sonrisa y con un cachorro de bulldog en brazos, García afirmó que se había propuesto no comentar los problemas internos en Perú Posible. Sin embargo, una o dos preguntas de los periodistas bastaron para que García se pronunciara sobre el asunto. Primero lamentó el alejamiento del hijo del escritor Mario Vargas Llosa de las filas del toledismo, pues considera que jugó un papel importante en la lucha contra la dictadura. Luego calificó el asunto como una crisis ministerial antes de la elección que pone de manifiesto una falta de concertación y tranquilidad en el interior de la agrupación política de su competidor.

'Una noticia así demuestra que no hay capacidad de unión en este grupo, justo cuando el país está pidiendo un Gobierno de concertación nacional. Es como si hubiera una crisis ministerial antes de llegar al Gobierno'. Seguidamente, dijo que las declaraciones de Vargas Llosa habían tenido el mismo efecto que un vladivídeo (cintas grabadas subrepticiamente por Vladimiro Montesinos y que han mostrado los grados de corrupción a los que llegó el Gobierno de Alberto Fujimori), pues han revelado hechos íntimos y no conocidos de Perú Posible.

Acto seguido metió uña en el tema del millón de dólares que George Soros, inversor búlgaro afincado en Estados Unidos, entregó para la llamada Marcha de los cuatro suyos. 'Toda mi campaña costó 400.000 dólares; yo no entiendo cómo para una sola marcha o desfile se pueda usar un millón', se preguntó García.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por su parte, el líder de Perú Posible acusó a García de practicar un doble juego, pues, si bien anuncia 'no meterse en nuestros asuntos, a continuación empieza a cuestionar', acotó. Luego, aseguró que las aguas están volviendo a su nivel y dijo que las declaraciones de Álvaro Vargas Llosa no han sido nada éticas.

Asimismo, lanzó una advertencia para su competidor: 'Que Alan García no hable de millones, porque puede encontrarse que tiene que responder a muchas cosas', dijo Toledo. Agregó que 'los corruptos no quieren que Toledo sea presidente porque no quieren el cambio'. 'Mi posición contra la corrupción pisa callos y estamos agarrando carne', añadió. En medio de estos 'dimes y diretes', como los calificó la ex candidata a la presidencia Lourdes Flores, los últimos sondeos informan de que un tercio de los peruanos votará en blanco, viciará su voto o simplemente no sabe por quién votará, lo que hace impredecible, hasta ahora, el resultado de la segunda vuelta electoral entre Toledo y García.

Tampoco se tiene certeza de cuándo se realizarán las elecciones, pues aún no concluye el cómputo del ciento por ciento de los votos emitidos en la primera vuelta, el 8 de abril. Los resultados estarán posiblemente en una semana. Luego, de acuerdo a las leyes peruanas, el Jurado Nacional de Elecciones tiene que convocarlas en los siguientes 30 días. Así, probablemente, la nueva contienda se realizará el 27 de mayo o el 3 de junio próximos.

Alejandro Toledo (de pie) habla con el otro candidato presidencial, Alan García, en un acto electoral el 9 de abril.
Alejandro Toledo (de pie) habla con el otro candidato presidencial, Alan García, en un acto electoral el 9 de abril.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS