Generalitat y Gobierno discrepan en tres millones sobre la cifra de turistas

Los visitantes extranjeros bajaron el año pasado

Las cifras sobre el número de turistas que visitan Cataluña que dan la Generalitat y el Ministerio de Comercio y Turismo no coinciden. La discrepancia es de más de tres millones de personas. El Instituto de Estudios Turísticos, que depende del Gobierno, señala que el año pasado llegaron a Cataluña 9,2 millones de extranjeros, lo que supone un descenso del 2,1% sobre 1999. Según la Generalitat, Cataluña recibió 12,5 millones de extranjeros, 1,2% menos que el año anterior.

Enric Pereta, jefe del gabinete de estudios de la Dirección General de Turismo de la Generalitat, explica que estas diferencias se deben a los distintos métodos empleados por ambas administraciones. Pereta señala que, de acuerdo con la metodología de la Generalitat, 'se contabilizan como turistas los visitantes que pernocten como mínimo una noche en Cataluña', a pesar de que algunos de estos turistas puedan tener otros destinos finales. El funcionario afirma que la Generalitat está trabajando con el Instituto de Estudios Turísticos para corregir estas discrepancias.

Pau Morata, director del Instituto para el Conocimiento del Turismo, dedicado a la formación (Iconotur), explica que estas diferencias entre los resultados se deben a que 'las estadísticas no son en absoluto fiables' y atribuye la disminución de visitantes extranjeros a la bajada de turistas alemanes, cuyo número cayó el 13,6% durante el año 2000 respecto al año anterior. Morata afirma que la Generalitat, tras notar las diferencias entre los datos del primer informe presentado de forma provisional en septiembre de 2000 y las cifras proporcionadas en enero de 2001, 'debería haber destacado los errores o correcciones'.

Respecto a los factores que habrían originado la reducción de turistas alemanes, Morata destaca la 'descontrolada' inflación española, que comporta un poder adquisitivo desfavorable. A juicio de Morata, los turistas se dirigen a otros destinos, entre los que destacan Croacia, Egipto, Turquía, Túnez y Chipre, países que pueden competir con España en precios.

En opinión de Pau Morata, la disminución del número de turistas en Cataluña no sólo afecta a los alemanes, sino que también se ha reducido la cifra de visitantes belgas y suizos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de abril de 2001.

Lo más visto en...

Top 50