OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Expropiación

Poseo un bar restaurante en la calle de Joaquín Costa de Barcelona. Llevo allí desde los 17 años -ahora tengo 61-, trabajando más de 14 horas diarias y pagando mis impuestos puntualmente. Me faltan sólo cuatro años para jubilarme, pero gracias a la ley tendré que abandonar mi negocio en un par de meses, ya que la dueña del inmueble ha decidido rescindir mi contrato de alquiler, y los tribunales le van a dar la razón. Me echan sin ningún tipo de indemnización. Me dicen que no puedo recurrir contra la sentencia. Supongo que el juez obra en conciencia y con arreglo a la ley.

Me pregunto si todo el mundo lo hace. Por ejemplo, mi abogado sólo me ha informado de sus gestiones para decirme que ya no se podía recurrir. Espero que sea mera incompetencia. Es difícil de creer que sus intereses coincidan con los de la propietaria, o con los del Ayuntamiento de Barcelona, al que le interesa expropiar cuanto antes esa zona.

El Distrito del Raval, por cierto, no me avisó de que las cosas podrían ir tan mal cuando fui a informarme. Me dijeron que me limitase a esperar, que era un caso fácil de ganar, un trámite. Todos estaban de acuerdo en aconsejarme que no me moviera. Veo que mi error ha sido confiar en esas personas. Veo también que por ser autónomo no tengo ninguna clase de derechos, pero sí la obligación de pagar durante 25 años una cuota bastante elevada.

No tengo derecho de pensión. A mis 61 años me voy a ver en la calle gracias a todos estos señores. Si alguno de ellos se cruza conmigo, ¿me echará unas monedas en el plato? Cuento con ello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de abril de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50