Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a uno de los tres supuestos autores del doble crimen de Granada

Miguel José Molina Barrilao, buscado por la policía junto a su padre y su hermano menor como presuntos autores del doble asesinato del pasado domingo en un bar de Granada, fue detenido el martes por la noche en un cortijo de Cenes de la Vega, localidad cercana a la capital. La policía no ha dado aún con el paradero de sus dos familiares, que tienen numerosos antecedentes delictivos. Miguel Molina Heredia y su hijo José Antonio Molina Barrilao tienen pendiente un juicio por participar en el apuñalamiento y tiroteo de un marroquí en un bar granadino. El martes se supo también que José Antonio, de 21 años, fue condenado en 1994 por matar a la hija de seis años de la compañera sentimental de su padre.

La detención del mayor de los hermanos, de 24 años, se produjo hacia las 21.30 del martes en una casa de campo de un familiar. No se le encontraron armas de fuego. El subdelegado del Gobierno en Granada, Alfonso Marín Sicilia, cree que 'lo lógico y sensato' es que los tres implicados se hayan 'dispersado para huir de la justicia'. Marín Sicilia aclaró que aún no se sabe quién disparó el arma homicida.

La hipótesis de que el tiroteo producido en el pub Directo -en el que resultaron muertos dos jóvenes y herido otro que se recupera favorablemente- se produjera por un asunto de drogas toma peso.

En la ficha del padre constan diez detenciones por tráfico de estupefacientes, robo y falsedad. El mayor también fue detenido en una ocasión y el menor en seis.

Este último, José Antonio, fue condenado por dar muerte a la hija de la compañera sentimental de su padre. Cumplió dos años de internamiento en un centro de Sevilla, tras los que salió en libertad y sin antecedentes penales. El 17 de mayo de 1994, José Antonio, movido por los celos que sentía hacia la niña, la empujó a un canal de agua cuando ambos habían salido a coger caracoles en Cenes de la Vega. El homicida tenía entonces 14 años y era de carácter violento e irascible. También por celos, había maltratado a la niña en varias ocasiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2001