Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Tambores en Santa Justa

Los vecinos de la urbanización de Puerta Sevilla, en Santa Justa, no podemos aguantar más. Es imposible sufrir más los ensayos de la banda de tambores y cornetas de San Benito. No sé si la hermandad es consciente del daño que están causando a tantas personas cuyo único delito es vivir en una ciudad que más que una delegada de Medio Ambiente tiene una delegada de 'ruido ambiente'. La señora Naranjo hace perfectamente su cometido: las bandas de música de ciertas hermandades, entre las que se encuentra de manea destacada la de San Benito, tienen derechos a producir tanto ruido como les venga en gana.... Que haya vecinos que tienen derecho al descanso y que no pueden ejercerlo es una minucia sin importancia... Que vaya calando la idea de parar los ensayos como sea (incluido piquetes y manifestaciones vecinales), tampoco interesa... A fin de cuentas, Sevilla es diferente al resto de las ciudades: aquí tenemos lo más progre, una delegación que estimula la creatividad musical.

Al área de 'ruido ambiente' no le importa que vecinos de Sevilla, que pagan religiosamente sus impuestos, no tengan derecho al descanso (lo que afecta a su rendimiento en el trabajo y a su vida personal), ni que niños pequeños y personas mayores sufran noche tras noche los ensayos de la banda de San Benito, a fin de cuentas lo importante para la señora Naranjo es que dicha banda no se enfade y que no se tenga que molestar en irse a ensayar a emplazamientos alternativos en donde no moleste al vecindario, como por ejemplo La Cartuja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2001