Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cádiz establece un canon de 60.000 pesetas por cada cajero automático

Los bancos y cajas de ahorros de Cádiz tendrán que pagar un canon de 60.000 pesetas anuales al Ayuntamiento por cada cajero automático de que dispongan en la vía pública. El pleno municipal aprobó ayer por unanimidad esta propuesta del PP, que convierte a esta ciudad en la primera de Andalucía en gravar fiscalmente esa actividad. En España, sólo el Ayuntamiento de Tarrasa aplica una tasa similar, y Cádiz se ha decidido a hacerlo después de que el municipio catalán obtuviera el respaldo de la justicia ante el recurso presentado por las entidades bancarias.

En total, los bancos disponen en la ciudad de 120 cajeros automáticos en la vía pública, lo que reportará una ingreso anual próximo a los ocho millones de pesetas al Ayuntamiento, que también girará el correspondiente recibo a los vídeo-clubes que disponen de cabinas de alquiler automático en la calle o a los propietarios de todo tipo de máquinas (preservativos o tabacos) que ocupen alguna porción de vía pública.

El municipio entiende que la existencia de los cajeros representa un gasto para la ciudad en materia de limpieza, en conservación de la calzada y seguridad. 'Cada vez hay más bancos que prescinden de personal propio y ponen cajeros en la calle. Es más, muchos que tienen las cabinas en el interior de la oficina, las están sacando fuera y eso supone un uso clarísimo de la vía pública', dijo ayer José Blas Fernández (PP) teniente de alcalde de Hacienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001