Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas piden que se tiren las casas de Manzanares con más de tres alturas

Manzanares el Real

Ecologistas en Acción envió el 7 de marzo pasado un escrito al consejero de Medio Ambiente de la Comunidad, Pedro Calvo Poch, donde pide la demolición de los nuevos edificios construidos en el casco urbano de Manzanares el Real (4.500 habitantes) que superen la altura de tres plantas permitida por la Ley del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Antonio Sanz, director del Parque, explica que, a raíz de las informaciones recibidas, ha abierto una investigación para comprobar si se han cometido tales irregularidades. En caso afirmativo, el Parque podría presentar una denuncia ante la Consejería de Urbanismo de la Comunidad.

El escrito, firmado por la coordinadora de Ecologistas en Acción, María Ángeles Nieto, y por Álvaro Blázquez, representante del grupo en el patronato del Parque, denuncia que 'el Ayuntamiento de Manzanares, en un alarde de desprecio a la legalidad vigente, está otorgando impunemente licencias de obras para edificios de cuatro plantas'. De esta forma se viola el artículo 22 de la Ley del Parque 1/1985, de 23 de enero, donde se impide que la altura máxima de las nuevas edificaciones sobrepase 'en ningún caso' las tres plantas, a excepción del polígono Tres Cantos. El pueblo de Manzanares el Real está situado en esta zona protegida, por lo que sus normas urbanísticas deben adecuarse siempre a la Ley del Parque regional. Para los ecologistas, el hecho puede sentar un grave precedente en otros núcleos urbanos situados en el entorno.

Normas antiguas

El alcalde de la localidad, el popular José Jordán Sánchez, asegura que 'en Manzanares se ha respetado la legalidad vigente al cien por cien'. Reconoce, sin embargo, que las normas subsidiarias del municipio son antiguas -datan del año 1976- . Por este motivo, el Ayuntamiento está trabajando con la Comunidad de Madrid en una reglamentación nueva que 'permita, por lo menos al arquitecto municipal una interpretación más rigurosa de las normas que la que se puede hacer con las actuales', aclara el primer edil. Desde hace unos siete meses, el municipio ha prohibido la construcción de trasteros bajo cubierta. 'Así se evita la picaresca de una utilización posterior como vivienda', indica Sánchez. Pero para algunos vecinos las cosas no están tan claras: hace un año recogieron unas 350 firmas en contra del modelo de construcción y de la especulación urbanística en el pueblo. Posteriormente las hicieron llegar al presidente y al consejero de Urbanismo de la Comunidad de Madrid.

Fernando Lozano, portavoz de La Plataforma Cívica de Izquierdas, uno de los partidos en la oposición, subraya que 'es patente la progresiva destrucción del entorno y del paisaje que está sufriendo' Manzanares. Asegura además que los promotores juegan con plantas bajo cubierta y con sótanos que no son tales. 'También aprovechan la inclinación de las calles del pueblo. Así, hay edificios que tienen tres pisos en la parte alta de la calle y cuatro en la baja', puntualiza Lozano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de abril de 2001