Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESOS

La prueba de ADN descarta que la calavera hallada en Irlanda sea la de Anglés

La incógnita sobre el destino de Antonio Anglés, acusado de la violación y el asesinato de tres adolescentes de Alcàsser en 1992, se mantiene. Los análisis practicados en Madrid a una calavera encontrada en la costa de Irlanda, en el condado de Cork, al sur del país y al este de Dublín, a donde arribó el barco en el que supuestamente se ocultó Anglés en 1993 tras escapar al cerco policial español, han dado resultado negativo.

Hace poco más de un mes que desde Irlanda se hacían llegar a España los restos óseos hallados hace cinco años ante la posibilidad, aunque fuera remota, de que pertenecieran a uno de los criminales más buscados de la historia. Para analizar los restos, la madre de Anglés, Neusa Martíns, acudió al Hospital de Alzira para que le tomaran muestras de ADN que fueron posteriormente remitidas a Madrid para cruzar su información genética con la obtenida de la calavera.

Según fuentes de la policía científica, el resultado ha sido negativo y queda totalmente descartado que los restos óseos pertenezcan a Antonio Anglés. De hecho, el Juzgado de Instrucción número 5 de Alzira, encargado del caso, tiene en su poder un comunicado enviado por la policía desde Madrid en el que se detallan todas las pruebas practicadas a la calavera y el resultado negativo de las mismas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de abril de 2001