Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Subvenciones a los centros privados

Calldetenes (Barcelona)

Me parece vergonzoso que el Departamento de Enseñanza de la Generalitat subvencione centros privados, y es más grave si cabe en el caso de las últimas escuelas de élite que han obtenido financiación para el próximo curso, cuando todavía hay escuelas de primaria que tienen que dar las clases en barracones, y no digamos nada de los institutos de secundaria, muchos de los cuales tiene sus aulas en muy precarias condiciones.

Quizá haya padres que sacan a sus hijos de la escuela pública porque hay demasiado color en ella, aunque sinceramente tampoco creo que sean tantos. En cualquier caso, muchos no lo harían si a los centros se les dotara con todos los recursos necesarios para atender a los niños que llegan de fuera con graves carencias educativas, pues sus propios hijos no se verían afectados por esta situación.

Cuesta muy poco echar la culpa a los padres y no asumir las responsabilidades propias del Departamento de Enseñanza, cuando lo cierto es que esos 900 millones de pesetas anuales que reciben los centros privados servirían sin duda para mejorar algo la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2001